Despegan los carros voladores y cuestan hasta $4.600 millones | Tendencias | Portafolio

Despegan los carros voladores y cuestan hasta $4.600 millones

La compañía AeroMobil de Bratislava, Eslovaquia, exhibió su nueva generación de vehículos voladores.

Carro aereo

Es posible comenzar a hacer reservas desde ahora para cuando el auto volador esté listo para su comercialización.

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
mayo 02 de 2017 - 10:56 p.m.
2017-05-02

Pueden rodar en la carretera o desplegar sus alas como un insecto y volar. Sus precios van de aproximadamente $1.000 millones a $ 4.600 millones. El único obstáculo es que se necesita tener tanto licencia de conducir como de piloto.

Dos modelos muy diferentes de carros voladores creados por una empresa holandesa y una eslovaca fueron presentados la semana pasada en el Top Marques Show de Mónaco, que reúne cada año a expositores de super carros de lujo.

(Lea: El país entra en la ruta de las ciudades inteligentes

La compañía AeroMobil de Bratislava, Eslovaquia, exhibió su nueva generación de vehículos voladores: un coche de cuatro ruedas, para dos personas, con seis metros de largo, que extiende las alas y el tren de aterrizaje, para transformarse en avión impulsado por un motor híbrido y una hélice trasera. Su envergadura es casi nueve metros y necesita una pista larga para despegar.

“También se puede usar como un coche normal”, explicó Juraj Vaculik, el cofundador y director de AeroMobil.

(Lea: Colombianos ya podrán comprar carro nuevo por internet

Después de un fallido primer intento -y un accidente- hace dos años con su prototipo 3.0, el nuevo modelo rediseñado de AeroMobil tiene una velocidad de crucero de 260 kilómetros por hora sobre una distancia máxima de 750 kilómetros y su precio varía de $ 3.500 millones a $ 4.600 millones, dependiendo de las especificaciones del comprador potencial.

(Lea: Crean el auto volador

Es posible comenzar a hacer reservas desde ahora para cuando el auto volador esté listo para comercialización la cual está planeada para el 2020, una vez que se complete el proceso de certificación, de acuerdo al anuncio hecho en Mónaco por Stefan Vadocz, director de comunicaciones de la compañía.

Para los clientes que requieren exclusividad la compañía también ofrece una primera edición de sólo 500 coches voladores.

“AeroMobil tiene como objetivo hacer el transporte personal mucho más eficiente y respetuoso con el medio ambiente, permitiendo una movilidad significativamente más rápida de puerta a puerta para viajes de media distancia y en zonas con limitada o total falta de infraestructura vial”, afirma la compañía en su sitio web.

El Pal-V Liberty, un hibrido holandés lanzado también en Top Marques en Mónaco, es un vehículo muy diferente que funciona más como un helicóptero y se eleva verticalmente.

Un auto volador más compacto, de tres ruedas, también para dos personas y con cuatro metros de largo, el Pal-V, que se fábrica cerca de Breda en el sur de Holanda, estará listo para el mercado el próximo año según dijo el director de la compañía, Robert Dingemanse. Se venderá por un precio más económico que el AeroMobil entre $ 1.150 millones y $1.700 millones.

En términos más técnicos, se trata de un girocopter con un rotor y hélices retractables, que puede transportar a dos personas a una velocidad de crucero de 160 kilómetros por hora, igual que su velocidad máxima de carretera.

El Pal-V se convierte de vehículo de tres ruedas a girocopter en 10 minutos y va de 0 a 60 millas por hora en menos de ocho segundos.

Está diseñado para navegar a bajas altitudes (por debajo de los 1.200 metros) y requiere una pista de aterrizaje de un kilómetro y medio para despegues y de menos de 50 metros para el aterrizaje. El tanque de gas de 27 galones provee un rango de vuelo de 220 millas en el aire o 750 millas en carretera.

Hecho de fibra de carbono, titanio y aluminio, pesa 1.499 libras y sus propietarios deben tener un certificado de piloto de deportes para volarlo.

En los Estados Unidos, particularmente en California hay también un esfuerzo importante dedicado a la construcción de carros voladores.

‘El auto volador ya no es un sueño ni ciencia ficción’, título recientemente el New York Times un artículo sobre las numerosas compañías startups que al igual que las grandes firmas aeroespaciales están trabajando en producir vehículos voladores para transporte privado.

En esta época de autos con inteligencia artificial que se pueden conducir solos, no es sorpresa saber que el siguiente paso sean los vehículos voladores y que grandes conglomerados como Google, Airbus y el gobierno de Dubái están haciendo enormes inversiones en ese sector del transporte.

No hay duda de que la tecnología está lista. Sin embargo, muchos escépticos cuestionan si las compañías que trabajan en producir diferentes modelos realmente podrán comercializar sus vehículos tan pronto como prometen, o si van a poder ofrecerlos a precios más asequibles.

Entre las grandes preguntas sin resolver todavía está la forma en que se va a controlar el tráfico aéreo si hay muchos de esos vehículos en el aire, sobrevolando zonas urbanas e inclusive zonas menos desarrolladas.

“Hay desafíos, sin duda, tanto con la tecnología como con las regulaciones gubernamentales. Tal vez el mayor obstáculo será convencer al público de que toda la idea no es una locura”, escribe el New York Times.

Por su parte el Daily Mail opina que “Mientras que los vehículos como el AeroMobil podrían ser utilizados para fines recreativos por personas que tienen una gran parcela de tierra, es poco probable que los coches voladores se conviertan en una realidad de mercado de masas en corto plazo. 

Cecilia Rodríguez
Luxemburgo

Siga bajando para encontrar más contenido