Así se detecta un delito financiero

Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), la tasa del dinero lavado en el mundo que se logró interceptar en 2013 fue de menos del 1 por ciento. En Colombia, la tasa interceptada por la UIAF alcanza el 30 por ciento. ¿Qué estamos haciendo bien?

Gerente general de IBM Colombia, Álvaro Merino Reyna.

Archivo particular

Gerente general de IBM Colombia, Álvaro Merino Reyna.

Tendencias
POR:
junio 26 de 2014 - 12:22 p.m.
2014-06-26

Una compañía tiene fallas técnicas en los computadores de su sección financiera. El ingeniero se ve obligado a revisar cada uno de los sistemas informáticos de quienes los utilizan y se da cuenta de que en uno de los equipos se descarga un volumen de documentos tres veces superior al de los demás ordenadores.

En el departamento de recursos humanos está el expediente del empleado que trabaja en dicho computador y allí está el último memorando emitido por su jefe.

En la portería de la empresa está el registro de hora de llegada y salida de este empleado. En este se ve que él ingresa todos los días a las 8 a.m. y se va a las 7 p.m., cuando su turno termina a las 5 p.m.

Sin los dos últimos datos, las descargas en el computador del empleado pueden tomarse como la razón por la cual se están presentando fallas técnicas, pues ese ordenador está congestionado la red. Pero si se miran los tres datos en conjunto, ya hay un punto de partida inicial para sospechar que está haciendo algo indebido.

¿Cuánto tiempo se pueden tardar para recolectar dichos datos, sospechar del empleado y empezar a investigar?

Ese tiempo podría ser crucial para evitar que, por ejemplo, esta persona siga pasándole información confidencial a la competencia, lo cual puede estar generándole pérdidas a la empresa.

A LA CACERÍA

Es aquí cuando el i2 Analyst’s Notebook de la multinacional International Business Machines (IBM) resulta útil. Este programa le permitirá a la compañía partir de su banco de datos (en el cual cada departamento por separado ha introducido los datos que tiene), y le mostrará esa información armada en un rompecabezas, un mapa de la situación que investiga, con la ventaja de que será en tiempo récord.

En un país en el que las empresas pierden 3.600 millones de dólares al año por delitos económicos, según una encuesta de KPMG (Red Global de Servicios de Auditoria, Impuestos y Asesoría), el tiempo resulta ser crucial y la Unidad de Información y Análisis Financiero de Colombia (UIAF) convirtió a este potencial enemigo en cómplice.

Actualmente, la entidad tiene la capacidad de analizar un promedio de 7.000 reportes financieros anuales derivados de cerca de 8.000 entidades.
Ante estas cifras, el pasado 20 de mayo el Banco Mundial invitó a la Unidad para que le revelara su secreto: recolección y análisis de datos de las entidades en tiempo récord, para lo cual, dentro de la tecnología que utiliza, se encuentra la de IBM.

Esta compañía ofrece en el país desde hace tres años un paquete de soluciones para las empresas víctimas del fraude: tecnología para recolectar información y correlacionarla (el i2 Analyst’s Notebook), análisis, estadística e indicadores de riesgo, y gestión de caso.

Para aplicar este plan, se requiere entrenar al personal de la compañía en el uso del programa o contratar a alguien que se lo maneje con el apoyo del IBM.

ENEMIGOS INVISIBLES

Volviendo a nuestro caso inicial, cuando la compañía tenga las pistas que apuntan al delito cometido por su empleado y quiera investigarlo (gestión de caso), el socio de IBM que podría colaborarle sería SF International Ltda., empresa que le ofrece personal que podría gestionar la investigación.

La razón por la que los fraudes financieros hacen tanto daño y se perpetúan en el tiempo es que son ‘enemigos invisibles’ que están buscando constantemente nuevas formas para ‘seguir en el ruedo’.

La UIAF ha logrado intervenir activos valorados en 2,7 billones de pesos en los últimos tres años gracias a su rápida gestión y, sin embargo, los crímenes económicos le costaron al país el 1 por ciento de su PIB el año pasado.

Lo más peligroso es que, según la encuesta del año pasado de KPMG, el 70 por ciento de los crímenes económicos en el país han sido cometidos por el personal interno de las empresas afectadas. Es decir, es un virus incubado que surge desde el interior y se reinventa constantemente pare seguir vivo e infectar.

“En Colombia, tardamos en promedio un año y medio en detectar descubrir un fraude. Las empresas no lo entienden, no lo detectan, y, al final, lo dan como pérdida de la operación”, asegura Ignacio Carou, gerente de software de IBM Colombia.

En el país, una empresa que declare más de 60 millones de dólares en utilidades al año está obligada a realizar un análisis de riesgo de lavado de activos y financiamiento al terrorismo.

Además, hay que tener en cuenta que el enriquecimiento ilícito es el único delito que no tiene presunción de inocencia, lo que quiere decir que, en un inicio, las autoridades no están obligadas a suponer que usted no cometió el crimen mientras prueban su culpabilidad.

¿Y qué pasa si las autoridades se dan cuenta antes que usted de un fraude financiero que se esté llevando a cabo en su compañía y del cual no tenía idea?

“Las empresas en Colombia tienen pocos o casi ningún mecanismo o procedimiento eficiente para detectar el fraude. Hacemos un llamado a implementar procesos de detección temprana de fraude que podrían ahorrar varios millones de dólares en cada compañía”, afirma Arturo del Castillo, Director Ejecutivo de la Práctica de Servicios Forenses de KPMG en Colombia para Universia.

Con estos antecedentes que convierten a las compañías del país en blanco del fraude, ¿qué esperan para que los registros de descargas, de las entradas y salidas y del expediente del empleado dejen de ser pruebas aisladas? El PIB y las empresas lo agradecerán.

Ana María Gutiérrez L.
Portafolioco