Diarios perdidos podrían dar luz sobre ‘la joven Mona Lisa’

Un conjunto de diarios que se cree que fueron enviados desde Reino Unido a Estados Unidos en la década de los 60 podrían aportar una pista vital sobre el origen del polémico retrato presentado en Ginebra la semana pasada como el original de la ‘Mona Lisa’, de Leonardo da Vinci.

POR:
octubre 10 de 2012 - 11:49 p.m.
2012-10-10

Pero en un giro típico del mundo del arte propenso a la intriga, los diarios -notas de principios del siglo XX del conocedor y coleccionista británico Hugh Blaker- desaparecieron y la dirección de Washington a la que fueron enviados parece que nunca existió.

“Estos papeles bien podrían proporcionar la llave para hacer retroceder el origen de esta versión de la ‘Mona Lisa’ por lo menos 150 años”, dijo Robert Meyrick, académico y experto sobre el olvidado Blaker.

Y, sobre todo, ayudar a establecer si la variante denominada ‘Isleworth’ de la pintura más famosa del mundo podría, de hecho, ser un retrato anterior de la dama enigmática de Leonardo, y de un valor incalculable.

Blaker, un pintor poco exitoso, quien como comisario y marchante de arte fue conocido por sus conocimientos sobre los viejos maestros, encontró y compró la ‘Mona Lisa más joven’ en 1913, en una casa de campo de un noble en Somerset, al oeste de Inglaterra, según reveló posteriormente.

Seguro de que era un Leonardo verdadero, lo mantuvo en su casa en el barrio londinense de Isleworth hasta que pasó a su hermana Jane, tras su muerte en 1936.

Pero Blaker no dijo a nadie el nombre de la casa de campo ni el del vendedor. Meyrick, quien estuvo invitado a la presentación en Ginebra para hablar sobre Blaker, tiene mucho interés en resolver el misterio para una biografía que planea escribir.

Siga bajando para encontrar más contenido