Dieta energizante para volver al trabajo

El regreso a la rutina puede resultar agotador.

Dieta energizante para volver al trabajo

Archivo Particular

Dieta energizante para volver al trabajo

POR:
septiembre 14 de 2013 - 02:44 a.m.
2013-09-14

Una vez que el periodo de descanso ha llegado a su fin, el objetivo es restablecer los ritmos normales cuanto antes y de la mejor manera posible.

Sin embargo, siempre suele haber unos días de desfase antes de adaptarse de nuevo a la rutina, ya que durante las vacaciones es habitual irse a dormir más tarde, madrugar menos y alterar los horarios de las comidas.

Para recuperar el día a día y volver al trabajo con las pilas cargadas, dormir bien resulta fundamental.

“Hay que cenar temprano, de una forma ligera y evitar las bebidas alcohólicas, pues el sueño es de peor calidad tras haber consumido alcohol”, explica Camilo Silva Froján, especialista en Endocrinología.

bebidas con cafeína

Silva Froján recomienda tener precaución con el té, el café y las bebidas con cafeína. “Las cenas copiosas, el alcohol por la noche y las bebidas estimulantes pueden dificultar la reentrada en un ciclo sueño-vigilia normal”, señala.

Asimismo, el doctor expone que el peso que ha ganado durante las vacaciones puede ser una causa de fatiga.

“Es importante liberarse de esos kilos de más, pero hay que verlo a medio o largo plazo, sin agobiarse”, afirma. Así, recomienda fijarse como objetivo perder el peso que se ha ganado durante las vacaciones.

Pero el especialista quiere dejar clara la idea de que la vuelta al trabajo no es el mejor momento para iniciar una dieta de adelgazamiento.

“Ahora toca restablecer los horarios normales y seguir una dieta saludable que nos proporcione la energía suficiente para afrontar de nuevo la rutina”, matiza.

Silva señala que lo ideal sería comer entre 3 y 6 veces al día. “Desayuno, media mañana, almuerzo, merienda, cena y, en algunos casos, también recena. Ese sería un número de comidas razonable”, expresa.

DESAYUNO EQUILIBRADO

Según indica la Fundación Alimentación Saludable, el desayuno es la comida más importante del día, ya que repone nuestro organismo tras el ayuno nocturno. “Es numerosa la bibliografía científica que ha relacionado la falta de desayuno con un menor rendimiento escolar y laboral. Se ha reportado que genera falta de concentración y decaimiento físico y mental y se asocia, incluso, con el mal humor”, sostiene.

Esta entidad expone que también existen trabajos científicos que relacionan la falta de un buen desayuno diario con un mayor riesgo de obesidad.

“Una de las causas es que las personas que no desayunan o lo hacen incorrectamente, tienen más riesgo de una posterior indigestión. Todo ello altera los niveles de insulina y, por lo tanto, el metabolismo en general”, detalla.

Del mismo modo, Silva subraya que debemos procurar consumir más calorías al principio del día, es decir, desayunar bien, tomar algo a media mañana y comer bien.

Por el contrario, “hay que evitar un exceso de ingesta a última hora de la tarde o por la noche, en las cenas, dado que puede acarrear ganancia de peso y trastornos del sueño”, recalca. El endocrino explica que un desayuno equilibrado podría estar compuesto de un café con leche, un bocadillo pequeño de unos cuarenta gramos de pan con jamón bajo en grasa y una pieza de fruta.

“En la media mañana y en la merienda, podríamos poner como alternativas un yogur desnatado con unas galletas, o una infusión con un pequeño bocadillo de jamón o bien de fiambre de pavo o pollo bajo en grasa”, indica.

Para el almuerzo, Silva sugiere un arroz con verduras, de segundo pollo asado con pimientos rojos y fruta de postre.

Por su parte, la cena podría consistir en unas judías verdes con jamón, una tortilla con patata cocida, asada o al vapor y una cuajada, comenta.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido