Diez ‘tips’ de ‘coaching’ para ejecutivos

Un ‘coach’ profesional puede activar el potencial que tienen las personas y del cual no son conscientes. Estos son algunos consejos para lograrlo.

Antes de embarcarnos en el viaje del 'coaching' ejecutivo, debemos saber que los obstáculos y adversidades hacen parte del cami

Archivo

Antes de embarcarnos en el viaje del 'coaching' ejecutivo, debemos saber que los obstáculos y adversidades hacen parte del cami

Tendencias
POR:
agosto 07 de 2015 - 01:09 a.m.
2015-08-07

Cada cliente presenta desafíos distintos. En el mundo profesional se habla de los tipos de profesionales con sus patrones de conducta: el pesimista, el que desiste, el profeta del desastre, el solitario, el inseguro, el sabelotodo, el dominante, el veraneante, el optimista, el alpinista, etc. Todos ellos tienen sus fallas o debilidades que superar.

Un problema retador se presenta en las empresas en las que el subordinado es optimista y luchador y su jefe es un pesimista o un campista que vive en su zona de comodidad.

La buena noticia es que sabemos que cada persona posee un potencial inmenso del cual no es consciente en sus actividades diarias y que está más allá de su imaginación.

Sabemos que este potencial podría activarse con el proceso de 'coaching'. Para garantizar el éxito de este proceso es necesario un 'coach' profesional.

Estos son los 10 'tips' o herramientas que contribuyen al éxito del proceso de 'coaching' exprés para ejecutivos.

1. El respeto. Nos permite aceptar y honrar nuestra vida, nuestro pasado y el conocimiento acumulado. Respeto es ver la grandeza y creer en el potencial de nuestros colaboradores y nuestro equipo. Del respeto nace también la confidencialidad, un acuerdo muy importante para todos los 'coach' del mundo. Del respeto nace la confianza en el ejecutivo.

2. Honrar las raíces. El pasado en 'coaching' son las raíces que nos sostienen. Las raíces simbolizan todo lo que hemos heredado. Primero honramos el planeta, el país, nuestra ciudad, el barrio y la casa donde habitamos. Luego honramos la familia y la empresa a la que pertenecemos. Honramos a nuestros mentores, antecesores maestros y jefes. Honramos las raíces para poder tener foco en el futuro.

3. Alinear los objetivos. Alinear los objetivos de los colaboradores con los organizacionales y de las áreas. Revisar la misión personal y colectiva y los valores y comportamientos (estilo de interactuar), porque estos determinan claramente cómo y a dónde queremos llegar.

4. Rediseñar el lenguaje. El lenguaje no solo describe la realidad, sino que también ayuda a crearla y transformarla. Un líder 'coach' busca siempre un enfoque optimista en el discurso. Se centra en las fortalezas evitando dar excesiva importancia a las debilidades.

5. Preguntas poderosas. Preguntas poderosas y significativas que iluminen los aspectos del ejecutivo que hasta el momento le eran desconocidos. Una pregunta bien formulada puede llevar al cambio y a la transformación, perforando las capas de la personalidad hasta generar nuevos comportamientos.

6. La hermana adversidad. Antes de embarcarnos en el viaje del 'coaching' ejecutivo, debemos saber que los obstáculos y adversidades hacen parte del camino. Como buenos exploradores debemos equiparnos con los elementos necesarios para sobrepasarlos. Negar las dificultades que implica todo cambio, sería plantearse falsas expectativas que conducen a la desmotivación y a la desilusión.

7. Identificar creencias. Identificar creencias para desmontarlas. La negatividad mental o las creencias limitantes son el obstáculo más grande que encontramos en el camino, ya que muchas de ellas se camuflan en el inconsciente, y sin darnos cuenta, moldean nuestra vida.

8. Desenmascarar el 'autosabotaje'. Puede suceder que el ejecutivo ha entregado lo mejor de sí y no logra los resultados que espera. Es una manera de descubrir lo que le está impidiendo avanzar hacia su objetivo, desenmascarando los beneficios que traen las limitaciones, es decir las ventajas del 'autosabotaje'.

9. Plasmar la visión. Estadísticas: el 3 por ciento de la humanidad escribe lo que quiere. De este 3 por ciento, más del 70 por ciento logra lo que quiere. El 3 por ciento de la humanidad son los más ricos. El 3 por ciento de la humanidad son aquellos quienes aprenden algo nuevo cada día. ¿Será que dentro de este 3 por ciento se encuentra el mismo grupo de personas? Probablemente sí, porque escribir lo que se quiere es comenzar a concretar.

10. El ‘feedback’ del jefe. Cuando un profesional ignora o rechaza el 'feedback' de su jefe, de su líder o de su entrenador, tampoco es utilizado como la valiosa herramienta que es. Así mismo, ese profesional y su equipo estarán amenazados con desaparecer del mercado.

Claudia Vega

Líder internacional de producción de Coaching Express CB

Especial para Portafolio