Lo difícil de ser mujer en un mundo de estereotipos

Un estudio sobre la belleza femenina deja en blanco y negro la presión que ejercen los estereotipos.

Las mujeres enfrentan diferentes desafíos frente a la sociedad.

Archivo Portafolio.co

Las mujeres enfrentan diferentes desafíos frente a la sociedad.

Tendencias
POR:
abril 20 de 2013 - 09:15 p.m.
2013-04-20

El vertiginoso universo contemporáneo, colmado de información a través de Internet, las redes sociales y los diversos submundos creados por la sociedad, hacen que cada vez resulte más difícil encajar en los entornos de la lucha diaria por figurar.

Este sentir resulta aún más apremiante para un tipo de mujeres que, pese a su valor natural, ser profesionales destacadas y constituirse en el motor de sus familias, no se sienten a gusto con su apariencia física, lo cual llega a afectar no solo su autoestima, sino la forma de actuar dentro de su círculo de acción.

Y es que la belleza es uno de los factores que más se mide por estas épocas, máxime si se tiene en cuenta que los medios de comunicación y los nuevos canales de contacto social proyectan, en cada momento, el prototipo de mujer actual, intrépida, desafiante y ganadora que al parecer el mundo exige.

Esa mujer tiene un alto grado de estética, sensualidad y frescura, cualidades estas a las que todas las mujeres quisieran acceder, si la divina providencia no tuvo a bien brindárselas por naturaleza.

Vida, salud y belleza

Precisamente, este tema de la percepción de la belleza y del cómo se sienten las mujeres de hoy, llevó a Dove Global a realizar un estudio que consultó a 6.400 mujeres, a nivel mundial, encontrando diferentes conceptos y sentimientos frente al tema.

Por ejemplo, más de la mitad de las mujeres, el 54 por ciento, dice que su peor crítico es ellas mismas, y el 67 por ciento se siente poco satisfecha con su propia belleza.

Es así como para la mayoría de las mujeres, el estándar de belleza se enfoca en atributos físicos, dando mayor importancia a ello, dejando de lado lo que son como mujeres, restando valor a su felicidad, amabilidad, seguridad y dignidad.

Sorprende en el estudio que las consultadas respondieron que desde muy temprana edad optan por acoger creencias sobre belleza, pues el 54 por ciento respondió que sintió la necesidad de ser físicamente atractivos cuanto tenía entre 6 y 17 años.

Además, los cinco aspectos más comunes que se desean cambiar son: altura, peso, forma del cuerpo, cabello y apariencia del rostro.

La investigación también mostró que a escala mundial, cuando la mujer se siente mal consigo misma, esto se proyecta en sentimientos de cansancio e inseguridad.