El colombiano que trajo Microsoft a Latinoamérica

Orlando Ayala, exvicepresidente mundial de ventas y mercadeo de Microsoft, trabajó más de 25 años en la compañía.

Orlando Ayala

Orlando Ayala, exvicepresidente mundial de ventas y mercadeo de Microsoft.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 29 de 2017 - 08:45 p.m.
2017-10-29

Un colombiano es quien estuvo detrás de la llegada de una de las gigantes de la tecnología a Latinoamérica, Microsoft.

Se trata de Orlando Ayala, un caleño que tuvo la suerte de acompañar a Bill Gates, el fundador de la firma y uno de los cinco hombres más ricos del mundo, en uno de sus procesos de expansión más ambiciosos.

(Lea: Las 6 firmas colombianas detrás de la innovación de Microsoft). 

En ese proceso, Ayala logró abrir las operaciones de Microsoft en un poco más de 30 países del mundo, ubicados, sobre todo, en Latinoamérica.

Ayala, quien fungió como vicepresidente mundial de ventas y mercadeo de la organización es uno de los empresarios nacionales más destacados, porque es, entre otras cosas, uno de los colombianos que ha llegado más lejos en una multinacional de esa talla, que es la tercera firma más valorada del mundo del 2017, según Forbes.

Portafolio pudo conversar con Ayala, en el marco de un foro de innovación y liderazgo de Cafam, sobre su visión de la tecnología en la región y en Colombia, los retos que trae el proceso de paz y su experiencia al lado de Gates en su paso por la compañía tecnológica.

¿Cómo llegó a esa posición que ocupó por más de 25 años?

Llevo en la industria más de 40, y arranqué aquí, en Colombia.

Me gradué de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, luego salí de Colombia en el 85, contratado por una empresa americana llamada NCR, con ellos estuve hasta el 90.
Luego, recibí una llamada de un cazatalentos de Microsoft, porque necesitaban expandirse en varios lugares del mundo, y uno de ellos era Latinoamérica.

¿Cómo es estar al lado de Bill Gates y abrir operaciones en varios países?

Desarrollar un mercado nunca es fácil con situaciones incontrolables. Yo arranqué operando en Latinoamérica, básicamente sin ninguna oficina en la región y terminé abriendo en otros países del mundo.

De Bill Gates, lo único que puedo decir es que es un líder increíble. Creo que en su propio proceso como líder, tuvo que pasar por un proceso de aprendizaje, pero hoy es quizá una de las personas que más entiende perfectamente el desafío de la tecnología.

¿Cómo ve el desempeño del sector de la tecnología en Colombia?

El país ha logrado avanzar en los últimos años, no me cabe duda. El foco que le ha dado el Gobierno al tema de la conectividad, es importantísimo, porque la gran brecha de pobreza, arranca por ahí, por tener la mente desconectada.

Todavía falta avanzar en internet de máxima velocidad y en el desarrollo tecnológico de soluciones.

Hay países que han hecho avances en esto. Por ejemplo, tengo entendido que Uruguay tiene el 4% del PIB, proveniente de la creación de aplicaciones de software.

Aunque ya no esté trabajando en Microsoft, ¿cuál era la percepción de la compañía sobre Colombia?

Nosotros siempre hemos estado muy comprometidos con Colombia, yo en lo particular, siempre le puse mucho énfasis en mi trabajo desde la corporación en muchos aspectos. Yo traje a Bill Gates en 1995 y se hizo un gran avance en términos de educación. Ahí, logramos fijar los centros de cómputo más importantes de Latinoamérica.

Por otro lado, hago un llamado para que esta discusión se abra y en la agenda de los políticos haya un foco muy importante: la creación de valor agregado como la única salida de la violencia y de la corrupción.

Una de las grandes discusiones en cuanto a la tecnología es que puede ser un gran aliado pero también puede ser usado en contra...

Totalmente. Yo tuve la fortuna de nacer en 1956 y logré vivir cuatro transformaciones tecnológicas del mundo:por ahí pasó el computador masivo, el personal, la internet y puedo decir que estamos ahora en la alborada de la transformación tecnológica más importante que el mundo ha vivido, que es una convergencia de todos los inventos.

La tecnología es como un martillo, puedes matar a alguien con ella o puedes construir una linda casa con ella.

¿Qué tendencias reconoce que ve en el sector de la tecnología?

Cuatro cosas muy importantes. La idea de dispositivos móviles, los sensores, cámaras. Se habla de que hay casi 25.000 millones de dispositivos inteligentes en todo el mundo, teniendo en cuenta que hay 8.000 millones de humanos. Eso es una gran cantidad.

Segundo, el tema de redes sociales que son también un arma. La tercera es que las tecnologías han reducido su costo tremendo, y hoy día tienen la capacidad de poder tener una pequeña empresa, utilizando tecnologías a través de la nube.

Por último, la idea de la gran cantidad de información que se crea es un insumo importantísimo.

¿Cómo ve a Colombia en cinco años en el campo de la tecnología?

No quiero quedar con solo en el campo de la tecnología. Yo me quiero imaginar una Colombia donde pasemos por un salto cultural, que se tiene que ir generando mostrándole a la gente la gran oportunidad que hay con base en las grandes convergencias tecnológicas.

Imagino un país donde se esté exportando no solo materia prima, sino talento intelectual, gran valor agregado. Y para eso, tenemos que pasar por una gran transformación cultural.

María Camila González
marola@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido