La súperpoderosa bomba de hidrógeno que Corea del Norte quiere probar en el Pacífico

Según expertos, estos artefactos son 3.000 veces más destructivos que los convencionales. 

Nueva prueba nuclear en Corea del Norte

La bomba fue diseñada para ser instalada en un misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés) recién desarrollado, agregó Pyongyang.

EFE

POR:
Portafolio
septiembre 03 de 2017 - 12:41 p.m.
2017-09-03

Bajo el mandato de Kim Jong Un, Pyongyang ha estado intentando construir un dispositivo nuclear pequeño y ligero que quepa en un misil balístico de largo alcance y que sea capaz de sobrevivir a la reentrada en la atmósfera terrestre.

(Lea: Corea del Norte anuncia prueba 'exitosa' de bomba de hidrógeno

Corea del Norte anunció en enero del año pasado que había probado una bomba de hidrógeno miniaturizada, también conocida como un dispositivo termonuclear, pero expertos externos se mostraron escépticos, sugiriendo que podría tratarse de un "dispositivo mejorado", una bomba atómica que utiliza isótopos de hidrógeno para aumentar su capacidad explosiva.

Estas bombas, conocidas como las bombas H, son mucho más potentes que las atómicas ordinarias que Corea del Norte ya ha probado.

Según especialistas surcoreanos, la potencia del temblor detectado tras las pruebas realizadas este domingo, fue entre cinco y seis veces mayor a la del último ensayo nuclear que se había realizado, en septiembre de 2016.

En aquel momento Corea del Norte hizo estallar una bomba de 10 kilotones (1 kilotón equivale a una tonelada de TNT).

El experto Kune Y. Suh, profesor de ingeniería nuclear en la Universidad Nacional de Seúl, aseguró que el tamaño de la detonación presentada este domingo presenta características de una bomba de hidrógeno. "La potencia es de 10 o 20 veces o incluso más que las anteriores", dijo.

Desde el punto de vista teórico, la capacidad destructiva de estas bombas no tiene límite puesto que entre más material se utilice para su fabricación, más aumentará su poder.

Y esto se evidencia en las primeras pruebas que se realizaron con esta arma. En 1952, Estados Unidos, la URSS, Francia, Gran Bretaña o China demostraron que las bombas H son más destructivas que las convencionales.

Por ejemplo, las bombas utilizadas en Hiroshima y Nagasaki tuvieron una magnitud de 15 y 21 kilotones, mientras que las pruebas en Castle Bravo, Estados Unidos, dejaron un reporte de 15.000 kilotones (mil veces más que la de Hiroshima) y la realizada por la URSS, llamada la Bomba del Zar, alcanzó los 50.000 kilotones, 3.000 veces más destructiva.

LOS REZAGOS DE LA PRUEBA

Durante las pruebas de hoy se presentó un sismo de magnitud 4,6 que sacudió a Corea del Norte a menos de diez minutos después del primer temblor, indicó el Centro Chino de Vigilancia Sismológica.

La institución dijo que podría deberse a un "hundimiento", lo que indicaría que la explosión podría haber generado el hundimiento de un peñasco situado encima del lugar de la explosión. 

También llegó a sentirse en regiones del noreste de China, fronterizas con Corea del Norte, según medios oficiales chinos e internautas locales, que manifestaron su preocupación. 

Poco después, China activó un plan de emergencia para controlar el nivel de radiación a lo largo de su frontera con Corea del Norte, tras el nuevo ensayo nuclear de Pyongyang.
La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) denunció el ensayo, un acto que constituye "un total desprecio por las exigencias reiteradas de la comunidad internacional".

El Consejo de Seguridad de la ONU ya impuso siete paquetes de sanciones a Corea del Norte para tratar de hacerle renunciar a sus programas nuclear y balístico.

Siga bajando para encontrar más contenido