‘Electrofitness’, el entrenamiento que está en tendencia

Tonificar el cuerpo, adelgazar o recuperar la silueta tras el embarazo son algunos de los objetivos a alcanzar a través de esta técnica.

Electrofitness

La acción intensa de la corriente sobre los músculos profundos permite recuperar el suelo pélvico, fortaleciéndolo y rehabilitándolo.

Archivo particular

Tendencias
POR:
efe
agosto 22 de 2016 - 09:57 p.m.
2016-08-22

Un chaleco con electrodos que se colocan sobre la piel y una serie de ejercicios físicos dirigidos por un especialista son la base del electrofitness. Las sesiones de entrenamiento duran apenas 20 o 25 minutos, pero los impulsores de esta técnica prometen grandes resultados.

“Después de una sola sesión ya se aprecia el endurecimiento de los músculos, se comienza a notar la recuperación de una correcta postura erecta y el desgaste energético es obvio. Para ver resultados permanentes y llamativos, con entre cuatro y seis sesiones es suficiente”, afirma Alexander Pérez, fundador de Lexter Microelectrónica Engineering Systems SLP, empresa que diseña y fabrica los equipos AQ8 System, utilizados en las sesiones de electrofitness.

“En solo 20 minutos semanales se logra el mismo efecto de tonificación muscular, mejora de la figura o reducción del volumen de masa grasa que con la asistencia diaria al gimnasio convencional”, asegura Pérez.

SIEMPRE BAJO SUPERVISIÓN DE PROFESIONALES

No se trata de colocarse los electrodos y simplemente dejarlos actuar, pues las soluciones milagrosas no suelen ser frecuentes y las sesiones de electrofitness requieren esfuerzo e implicación. Pueden realizarse en gimnasios, clínicas de medicina estética, centros especializados o incluso a domicilio. Eso sí, siempre bajo la supervisión de un profesional cualificado.

“En 20 minutos a la semana activamos de manera intensa y controlada la mayor parte de los músculos. Primero, el usuario deberá vestir ropa interior de algodón, encima de la que se colocará un chaleco especial que transmitirá ondas eléctricas a todo el cuerpo. La contracción simultánea de más de 300 músculos a un nivel profundo y con una gran intensidad produce una sensación única y muy agradable”, comenta Pérez.

Asimismo, la acción de la corriente “se debe combinar con ejercicios físicos convencionales, máquinas de entrenamiento, deportes de contacto o incluso baile”, indican desde la Clínica Dalystetic de Madrid, otro centro en el que ofrecen estos servicios.

“Realmente lo verdaderamente importante es estar en continuo movimiento para que este entrenamiento funcione”, detalla Pérez.

El entrenamiento se puede adaptar a las necesidades y a la capacidad de cada persona. En este sentido, Pérez señala que ayuda a conseguir distintos objetivos como adelgazar, tonificar los músculos, mejorar el estado de la piel, definir la zona abdominal o elevar los glúteos, entre otros.

De igual modo, los especialistas del Departamento de Formación de AQ8 System indican que el electrofitness consta de ejercicios cardiovasculares saludables y útiles para todos. “No importa la edad, la forma física, el sexo o el tipo de cuerpo. Siempre ayudará a reforzar la arquitectura muscular, a tonificar las fibras y a reducir la acumulación de grasa”, subrayan.

Uno de los usos habituales de este tipo de entrenamiento es la recuperación de la silueta tras el embarazo.