La energía del coche eléctrico

El encuentro mundial de este tipo de automóviles, que se realiza en Bruselas, estará abierto al público hasta el próximo 15 de octubre.

La energía del coche eléctrico

Archivo Particular

La energía del coche eléctrico

POR:
septiembre 27 de 2013 - 03:04 a.m.
2013-09-27

El museo del Automóvil de Bruselas (Bélgica) o Autoworld presenta una exposición de coches eléctricos que incluye prototipos diseñados a finales del siglo XIX, y que por aquel entonces ya se promocionaba como “un modelo de auto del futuro”.

Muy visionarios por cierto, pues en pleno siglo XXI aún son parte de la novedad de las marcas de avanzada y gran diseño. ‘Enjoy the Electric!’ ¡Disfruta lo eléctrico! se podrá visitar en la capital de Bélgica hasta el próximo 15 de octubre.

Tesla, empresa de California, está comercializando con gran éxito la berlina S, vehículo deportivo de alta gama capaz de desarrollar 400 caballos de potencia y alcanzar hasta 500 kilómetros de autonomía, unos números que indican que las prestaciones de los coches eléctricos y los de gasolina son prácticamente iguales.

La exposición cuenta la historia del coche eléctrico, desde que surgieron los primeros prototipos, hasta los utilitarios nacidos durante la crisis del petróleo de los años setenta del pasado siglo, o los más modernos modelos actuales. El objetivo es concienciar sobre el impacto negativo de los coches de gasolina en las ciudades.

El comisario de la muestra, Xavier van der Stappen, explica a Efe que la idea de esta exposición es “mostrar que el coche eléctrico existe desde hace mucho tiempo, unos 125 años”, y hacerlo mediante la exhibición de vehículos antiguos con “modelos del futuro”.

Entre los autos destacados que los visitantes pueden admirar está ‘La jamais contente’ ‘La nunca contenta’, un coche eléctrico de fabricación belga, pionero en su sector, y que fue el primero en rebasar los 100 kilómetros hora en el lejano 1899, cuando fue fabricado.

Con forma de torpedo, casi cuatro metros de largo y cuatro ruedas, este modelo fue obra del piloto belga Camille Jenatzy, llamado también ‘el diablo rojo’. <TB><TB><TB>

Otra de las bellezas de colección entre los vehículos de reciente factura es el “‘I-Care’, un coche de tres ruedas fabricado en Bélgica, con un peso de 400 kilos y el cuerpo hecho de lino, porque es un material muy ligero”, que además tiene la característica de utilizar “acero reciclado” en su estructura, explica van der Stappen.

Siga bajando para encontrar más contenido