Jack Nicholson, la sonrisa irreverente de Hollywood

Con doce nominaciones a los premios Oscar y tres estatuillas en su poder, el considerado como mejor actor de su generación.

Jack Nicholson

Jack Nicholson

EFE

Entretenimiento
POR:
efe
mayo 06 de 2017 - 09:38 a.m.
2017-05-06

Ganador de tres premios Oscar, y el artista más nominado de la historia con 12 candidaturas, Jack Nicholson es aclamado como el mejor actor de Hollywood de su generación, gracias a personajes míticos como el Jack Torrance en ‘The Sining’; McMurphy en el filme ‘One Flew Over The Cuckoo’s Nest’; el romántico con trastorno obsesivo compulsivo de ‘As Good As It Gets’; o el célebre Joker de la primera adaptación cinematográfica de Batman.

(Lea: El Oscar en cifras y otros datos curiosos

Es un icono del cine desde que protagonizó ‘Easy Rider’ en 1969, y con sus inseparables gafas de sol y su sempiterna sonrisa, cumple 80 años tras un largo periodo alejado del cine, los rumores sobre su salud y las especulaciones sobre su retiro definitivo, dejándose ver en contadas ocasiones, como en los partidos de Los Ángeles Lakers en el Staples Center.

Su última película, ‘How do you know’, se estrenó en 2010 y, a principios de este año, su compañero en ‘Easy Rider’, Peter Fonda, aseguró que el actor, director, productor y guionista estaba retirado.

(Lea: Las actrices mejor pagadas de Hollywood según Forbes

Sin embargo, Nicholson regresará a la gran pantalla para protagonizar la adaptación de la película alemana ‘Toni Erdmann’, el mejor filme europeo de 2016 y candidata al Oscar a la mejor película de habla no inglesa, que será realizada en Hollywood por Paramount, y Ridley Scott lo quiere para su próximo proyecto, ‘All the Money in the world’.

La biografía del actor publicada por Marc Eliot dejó claro que, si la carrera de Nicholson ha sido espectacular, su vida personal no ha sido menos intensa, desde sus experiencias con las drogas a sus tormentosas relaciones sentimentales, como la que mantuvo durante más de 15 años con la actriz Anjelica Houston.

DE MENSAJERO A ESTRELLA DE HOLLYWOOD

John Joseph Nicholson (22 de abril de 1937, Neptune City, New Jersey), no aprendió a actuar viendo a Brando –su primer ídolo–, ni siquiera estudiando el método Stanislavski. Aprendió de su madre..., de la que no supo la verdad hasta que fue adulto.

El actor creció creyendo que su madre era Ethel, que en realidad era su abuela, y su madre biológica era June, a quien creía su hermana mayor. June había quedado embarazada con 16 años, y después de que el padre los abandonara, la familia quiso ocultarlo.

Llegó a California siendo un adolescente y en el instituto destacaba por sus comentarios socarrones. En 1955 entró a trabajar en el departamento de animación de la Metro Goldwyn Mayer, donde se dedicaba a ordenar alfabéticamente el correo de los admiradores de Tom y Jerry y, además del salario de 30 dólares semanales, consiguió introducirse en el mundo del espectáculo.

Después estudió arte dramático en el Player Ring Theatre, donde conoció a James Coburn y a Roger Corman, pionero del cine independiente y el productor que apadrinó a los directores que cambiaron el cine de Hollywood en la década de los 70, y el que hizo debutar a Nicholson en la gran pantalla con ‘The Cry Baby Killer’, en 1958.

Aquella fue la primera de muchas colaboraciones con Corman en los inicios de la carrera cinematográfica de Nicholson, en su faceta de actor y también en la menos conocida de guionista.

Una década después de su debut, y tras casi una veintena de películas como actor o guionista, Nicholson llegó al estrellato gracias a ‘’Easy Rider’ (1969), una película de rebeldes en moto en la que compartía cartel con Dennis Hopper y Peter Fonda, y que le sirvió para obtener su primera candidatura al Oscar como mejor actor de reparto.

La película arrasó en el Festival de Cannes, donde la actuación de Nicholson fue ovacionada y, por primera vez, el actor pensó: “soy una estrella del cine”.

El trampolín de ‘Easy Rider’ lo llevó a su época dorada, una trayectoria en la que trabajó a las órdenes de directores como Stanley Kubrick, Tim Burton, Milos Forman, Roman Polanski y Martin Scorsese.

Un mago del cine que ha conseguido realizar con creces su deseo de trascender en el séptimo arte.