1.300 millones de alitas de pollo se consumirán el día del Super Bowl

La final del fútbol americano batirá récords en su edición número 50.

Entretenimiento
POR:
Germán Duque
febrero 05 de 2016 - 06:45 p.m.
2016-02-05

La industria avícola estadounidense calcula que el próximo domingo, día de la final de la liga del futbol americano, a celebrarse en Santa Clara California, se consumirán alrededor de 1.300 millones de alitas de pollo en todo el país.
Se trata del segundo día de mayor consumo en el año, después de la celebración del día de Acción de Gracias.
Servidas asadas y acompañadas con salsa barbacoa, queso azul o picante, las alitas de pollo se convirtieron en el plato preferido de los millones de fanáticos del fútbol americano, que copan ese día bares y restaurantes deportivos, atestados de televisores para seguir un partido que puede durar horas.
Según los analistas del Consejo Nacional Avícola, ese pedazo del pollo que hace unas décadas se despreciaba en la comida cotidiana de los hogares norteamericanos, que prácticamente solo usaban la pechuga, se convirtió en el pasabocas ideal y la combinación preferida para una garrafa de cerveza; el consumo de esta bebida también se disparo, y se convirtieron en matrimonio impostergable en los días festivos.
Cuando arrancó la celebración del Super Bowl, hace 50 años, cuya final fue disputada entre los Chiefs de Kansas City, y los Green Bay Packers, de Los Ángeles, el consumo de pollo en los Estados Unidos era de un promedio per cápita de 36 libras, alcanzando hoy la cifra de 90, que coloca este país de primero en el ranking mundial.
LA APARICIÓN DE LAS ALITAS
Pero la aparición de las alitas de pollo está certificada en 1977, cuando un pequeño restaurante de la ciudad de Búfalo, en el estado de Nueva York, las puso en su menú, luego de un provechoso ensayo casero. Fue tal la popularidad de las ‘Bufalo wings’, que las grandes cadenas de comidas rápidas como McDonalds y KFC,y las mismas pizzerías, no tardaron en adicionarlas a su carta con las más variadas presentaciones.
SE DISPARÓ EL CONSUMO
Durante el último año, se procesaron en cerca de 200 plantas, 9.000 millones de pollos aproximadamente, y se colocaron en el mercado 14.000 millones de alitas, que pesan más de 500 millones de libras.
El valor de este segmento del mercado superó los 1.700 millones de dólares, dentro de un monto global de ventas del sector avícola que bordea los 90 mil millones de dólares anuales.
El precio de una libra de alitas al por mayor fue de 1,35 dólares el año pasado, 40 centavos menos que en el 2014.
Un plato, en una taberna, compuesto de 10 fracciones de ala, y no alas completas, pues apenas se utilizan dos de las tres articulaciones, puede costar generalmente unos 10 dólares. La punta del ala no se consume aquí, pero se exportan a mercados asiáticos.
El 54 por ciento de los consumidores las prefieren con hueso y una mayoría prefiere embadurnarlas con salsa ‘ranch’, tallos de apio y zanahoria y, ojalá una buena cerveza.
ALIMENTO LÍDER
El pollo es hoy el alimento líder, entre las carnes, en los hogares estadounidenses. Es igualmente el más barato, seguido de la carne de cerdo.
Cuando se jugó la primera final del campeonato en 1967, el consumo de carne de res llegaba a las 80 libras promedio por persona; en la actualidad se estima en 55 libras.
El consumo de cerdo promediaba las 55 libras y hoy ha bajado un poco, a 49 libras. El pescado apenas se consume, de un histórico de 10 libras promedio, se calcula que ha ascendido a unas 14 en la actualidad.
Buena parte de las 25 mil granjas avícolas, reportadas en el país, se asientan en los estados de Georgia, Arkansas, Alabama, Carolina del Norte y Misisipi, que se cuentan entre los más atrasados y más pobres de la nación.
Este domingo se definirá quién es el nuevo campeón del fútbol americano, entre los equipos de los Broncos de Denver Colorado y las Panteras de Carolina del Norte, en medio de otra gran comilona de alitas de pollo y ríos de cerveza.