Sin escapes molestos y vergonzosos

Para prevenir y controlar la incontinencia urinaria es muy importante llevar un estilo de vida saludable, evitando el sobrepeso y la obesidad.

Archivo Particular

Incontinencia

Archivo Particular

POR:
septiembre 24 de 2011 - 09:14 p.m.
2011-09-24

Definida como un escape involuntario de orina, la incontinencia afecta especialmente a mujeres mayores de 35 años, sobre todo a aquellas que han tenido múltiples partos vaginales. No significa que los hombres estén libres de este problema.

Se habla de Incontinencia Urinaria de Esfuerzo (IUE), de Urgencia (IUU) o Mixta (IUM) según la causa o las razones físicas o anatómicas que afecten la vejiga. En la IUE existe un descenso de la vejiga a través de la pelvis, en cuyo caso la mujer ejerce una maniobra de presion a nivel abdominal (tos, risa, cargar elementos pesados, etc.) y esta es superior al mecanismo de válvula que impide la salida de orina. Por eso el accidente inesperadó.

“La IUU se origina cuando se pierde el control voluntario sobre la vejiga y esta se contrae en cualquier momento. Genera la necesidad imperiosa de desocuparla”, explica Santiago Solano, médico urólogo, jefe del Servicio de Urología del Hospital Occidente de Kennedy. 

Y la mixta, dice Hugo Enrique López Ramos, urólogo, miembro de número de la Sociedad Colombiana de Urología, tiene “componentes de urgencia, como de esfuerzo. Se puede dar cuando el paciente ha sufrido una lesion neurológica a raíz de enfermedades como el mal de Parkinson.

Si hay un trauma de la médula espinal, se pierde el control de los nervios que regulan la vejiga y no hay dominio sobre la frecuencia, generándose el escape”. 

MANEJO EFECTIVO

El especialista, a través de una historia clínica detallada y de exámenes como la urodinamia y preguntas sobre hábitos de vida y frecuencia miccional (no debe pasar de ocho veces al dia), determina qué clase de incontinencia presenta. 

El manejo va desde medicamentos vía oral, inyecciones de toxina botulínica y, en los casos extremos, cirugía.

Para la incontinencia de urgencia, explica López, los tratamientos más comunes incluyen medicamentos anticolinérgicos orales, y la inyección intravesical de la toxina botulínica, que relaja la pared de la vejiga, ayudando a un control efectivo de la misma; la inyección se coloca en la pared vesical para inhibir la contracción periódica de la vejiga.

Su efecto dura 6 a 9 meses con excelentes resultados que generan una mejor calidad de vida de las pacientes.  

ÁNGEL F. GALINDO

ESPECIAL PARA PORTAFOLIO

Siga bajando para encontrar más contenido