Un escritor al rescate de escipión

Un héroe perdido que la literatura recuperó para la historia.

Archivo Portafolio.co

Santiago Posteguillo

Archivo Portafolio.co

POR:
mayo 14 de 2011 - 02:40 a.m.
2011-05-14

 

Escipión el Africano es una de las figuras más importantes de la historia de Occidente.

Este general romano venció a Aníbal, destruyó Cartago, conquistó Hispania (lo que hoy es España) y abogó por que Roma adoptara lo mejor de la cultura griega. Fue un gran estratega militar –lo equipararon a Julio César– y un destacado político. Su genio fue reconocido en diversas obras artísticas durante el renacimiento. Pero con el surgimiento del romanticismo, el movimiento cultural que surgió en Europa a finales del siglo XIX cayó en el olvido. 

Y como para los seguidores de esta corriente la figura del perdedor fue tan importante –porque para ellos perder sí era ganar un poco– ensalzaron a Aníbal, su rival. 

“Lo que sucede con esto, cuando revisas los libros de historia, es que te salta de las páginas a lomo de elefante y eso ensombrece todo a su alrededor. Escipión, en cambio, un personaje clave, importante, es desconocido.

La literatura no lo había tenido en cuenta”, dice el filólogo español Santiago Posteguillo, autor de una trilogía de novelas inspiradas en el estratega romano: Africanus, el hijo del cónsul, Las legiones malditas  y  La traición de Roma. 

Antes de publicar estas obras, Posteguillo escribió una novela erótica y un  thriller , que aún tiene archivados, y se ganaba la vida con su trabajo como profesor universitario. 

Hace unos años, aplicó para un puesto de catedrático, pero no se lo dieron porque no tenía palancas. Como el otro candidato que estaba recomendado no reunía los requisitos para el cargo, declararon desierta la convocatoria. 

“Me dio tanta rabia que me senté a escribir  Africanus, el hijo del cónsul ”, cuenta el escritor durante su primera participación en la Feria Internacional del Libro de Bogotá. Esta fue la novela con la que inició su trilogía sobre Escipión, el personaje al que le dedicó seis años y medio de su vida, el tiempo que invirtió en leer e investigar y escribir las tres partes de la historia de este militar. 

La segunda,  Las legiones malditas , la escribió luego de ser rechazado de nuevo para el puesto de catedrático.  Como no es hombre de agüeros (lo único que hace por seguridad es viajar siempre con una USB con la copia de la obra en la que está trabajando) la tercera la hizo sin necesidad de presentarse al cargo. Y los resultados lo han sorprendido gratamente. Sus novelas han vendido 500 mil ejemplares. 

“Nunca pensé que me iban a leer por toda España, en Colombia, en Latinoamérica. Es un sueño hecho realidad. Ya hemos hablado de llevarla al cine o la televisión, y se ha traducido al polaco y el italiano”, comenta emocionado. 

Posteguillo está escribiendo ahora otra trilogía sobre la época del alto imperio. “Puede ser un contraste interesante con la época republicana, es una dictadura militar, con sus luces y sombras, más sombras que luces.

Es al final de la dinastía Flavia, tengo 97 personajes, y lo que quiero es responder una pregunta: ¿por qué se eligió a Trajano, un emperador que no era romano sino de Hispania?”.

Con estas palabras, un verdadero abrebocas para sus seguidores, Posteguillo terminó su visita a Bogotá, donde, como pudo constatar, tiene un buen número de fieles lectores.    

ANDRÉS GRILLO

ESPECIAL PARA PORTAFOLIO 

Siga bajando para encontrar más contenido