Esfuerzo y disciplina para llegar al éxito

David Fischman, consultor peruano, afirma que las personas deben trabajar en lo que más las hace felices. La suerte no se consigue, se construye y se atrae.

David Fishman, escritor y consultor peruano.

Rodrigo Sepúlveda

David Fishman, escritor y consultor peruano.

POR:
mayo 06 de 2014 - 12:24 a.m.
2014-05-06

El autor de ‘El éxito es una decisión’ explica el éxito y la felicidad desde la experiencia práctica y las investigaciones científicas. Afirma que para lograr el éxito hay que salir de la zona de confort de cada uno, lanzarse y arriesgarse a conseguir lo que se busca con disciplina y esfuerzo.

Para esto, revela sus principios y estrategias de más de tres décadas de investigaciones, estudios y experiencias reales tanto en América Latina como en Estados Unidos.

La felicidad, en cambio, no está en lograr las metas, sino en disfrutar en la jornada para lograrlas.

¿Por qué el éxito es una decisión?

Porque el éxito requiere muchísimo trabajo, esfuerzo, horas de horas, tienes que decidir si estás o no dispuesto. Mucha gente ve a las personas exitosas y dice, bueno, tuvo suerte, pero no sabe las horas que gastó y el esfuerzo para conseguirlo. En el éxito no tienes suerte, lo trabajas y lo atraes.

¿Cuáles son los principios que usted enumera para alcanzar el éxito?

Para tener éxito hay que tener unas creencias que empoderen. Tienes que creer que lo puedes alcanzar: es importante pensar “yo sí puedo” y “depende solo de mí”. Las creencias impactan todo: tu salud, tu vida, cómo vives.

Las creencias más comunes de la gente con éxito son: yo soy dueño de mi destino, yo puedo, el éxito depende de mí. Mientras que las comunes de las personas que no son exitosas son: “por más que me esfuerzo nunca logro nada”, “tengo mala suerte”, “el éxito no depende de mí”.

¿Y cuáles las estrategias?

Una de ellas es ‘mandarse y arriesgarse’, que es salir de su zona de confort, mandarse creyendo que puede. Otra, es visualizar lo que quiere ser o donde quiere estar, que se usa mucho en deportes.

También está la disciplina, la cual está estudiada neurológicamente. Y con esto me refiero al autocontrol, al freno.

Para llegar a la meta tienes que tener mucho autocontrol, y entenderlo es una buena estrategia.

¿Por qué no hay suerte en el éxito?

Porque no la hay, se atrae y se construye. Por ejemplo, la gente que tiene suerte tiene una amplia red de contactos profesionales y sociales.

También tienen más intuición y son más relajados. Se ha comprobado que cuando estás muy concentrado, hay un fenómeno que se llama ‘ceguera de atención’: no ve a los costados, y en ellos hay muchas oportunidades.

Por último, la gente que tiene suerte cree que tiene suerte y todo depende de cómo se interpreten las cosas. Se tienen golpes y fracasos pero la cuestión es cómo se interpretan, si como un fracaso o una simple caída, experiencia y cómo volver a hacerlo. La gente que es más exitosa interpreta más positivamente las cosas.

Usted también habla de la felicidad y dice que esta no se alcanza con el éxito, ¿Por qué?

Es lo que yo llamo las trampas del éxito. La gente cree que la felicidad está en las cosas, en los logros, en las metas. Hay que ser feliz minuto a minuto. La felicidad está en las cosas simples de la vida: eres feliz si eres más positivo, más agradecido con la vida, de tenerla, de tu vida, de tu familia y de vivir el presente.

LA FELICIDAD EN EL TRABAJO

Una persona es feliz cuando trabaja en sus talentos. Hay gente que está trabajando donde no pone en práctica sus talentos y podrán ser exitosas, lograr sus metas, pero en el fondo va a pasar el tiempo y no van a ser felices.

Mi consejo para esas personas es que lo piensen bien y que busquen un reto que esté a la altura de sus talentos, en otra organización, o en la misma pero en una tarea diferente.

Pedro Vargas Núñez

Subeditor Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido