Estadios de fantasía para el Mundial de Qatar

El pequeño país árabe espera contar con nueve campos para la cita orbital.

Maqueta de estadio en Qatar.

Efe

Maqueta de estadio en Qatar.

POR:
noviembre 26 de 2013 - 02:51 a.m.
2013-11-26

Catar, el pequeño y rico emirato del golfo Pérsico, pretende ofrecer un Mundial innovador y despejar las dudas que existen sobre la viabilidad de ese polémico proyecto. Ya sea en el verano boreal, cuando normalmente se celebra esa competición, o en invierno, cuando el clima se vuelve más suave en Catar, los organizadores del mundial sostienen que están preparados para cualquier escenario.

La decisión de la Fifa sobre las fechas “no tendrá ningún efecto en nuestros planes”, asegura el director de Comunicación del Comité Supremo de Catar 2022, Naser al Jater.

El presidente de la Fifa, Joseph Blatter, ya adelantó que la Copa del Mundo podría disputarse entre noviembre y diciembre del 2022, lo que cambiaría el calendario futbolístico en todo el planeta.

GRANDES INVERSIONES

En Doha prefieren centrarse en los preparativos de una competición para la que, según Al Jater, se invertirán hasta 5.000 millones de dólares solo en estadios y campos de entrenamiento.

No hay estimaciones oficiales de lo que costará en total el Mundial en un país que se está desarrollando a toda velocidad gracias a los petrodólares y los gasodólares, y donde la construcción de nuevas carreteras, medios de transporte como el metro, rascacielos y demás edificios son el pan de cada día.

Quedan más de ocho años para el mundial y las autoridades están inmersas en la planificación. Por eso, todavía no se han comenzado a levantar los nuevos estadios. Aunque en un principio Catar presentó un proyecto de doce recintos, la cifra final podría ser menor -en torno a nueve-, si así lo deciden los organizadores y la Fifa. Para ello, algunos de los más prestigiosos arquitectos han puesto su talento al servicio de Catar.

Fue el caso del británico Norman Foster, que ideó inicialmente el estadio de la ciudad de Lusail, una voluptuosa obra inspirada en el típico barco de vela de origen árabe que debería acoger a más de 86.000 espectadores en la inauguración y la final del Mundial.

También la angloiraquí ZahaHadid se ha puesto a cargo de Al Wakrah, que pretende compaginar la herencia catarí con tecnología avanzada que garantice el aire acondicionado en el interior mediante energías renovables.

Ese sistema de refrigeración ‘ecológico’ es el que propugnan las autoridades, que insisten en que las renovables neutralizarán las emisiones de dióxido de carbono emitidas por los tradicionales medios contaminantes.

TURISMO EN FAMILIA

Con el Mundial en sus manos, el primero que se disputa en Oriente Medio, los cataríes están dispuestos a ofrecer una experiencia “distinta” y enfocada en las familias que quieran hacer turismo en más de un país de la zona.

Una vez llegados en avión al aeropuerto de Doha, los aficionados tendrán la posibilidad de ahorrar tiempo en los desplazamientos y de asistir a más de un partido por día en ese reducido país de apenas dos millones de habitantes.

Efe

Siga bajando para encontrar más contenido