Estrategia para mejorar el potencial de los líderes

Lanzan en Colombia el programa Potentialife, iniciativa ayuda a cambiar los comportamientos que afectan el rendimiento.

Angus Ridgway, CEO de Potentialife.

Mauricio Moreno/CEET.

Angus Ridgway, CEO de Potentialife.

POR:
junio 08 de 2014 - 08:19 p.m.
2014-06-08

Colombia es el tercer país en el cual se lanza el programa Potentialife, orientado a desarrollar y potencializar el liderazgo en todo tipo de profesionales, sin importar su posición al interior de una organización.

Potentialife es el resultado de tres años de desarrollo y fue diseñado por dos líderes con diferente formación. Se trata de Angus Ridgway, quien estuvo 20 años en la consultora McKinsey, y Tal Ben-Shahar, PhD de Harvard y profesor en la misma universidad.

Cada uno, desde su experiencia, percibió que las empresas destinaban mucho tiempo, esfuerzo y recursos en preparar a sus líderes, pero había problemas a la hora de aplicar lo aprendido.

Por esa razón, diseñaron un programa que permitiera multiplicar por 10 la capacidad de los líderes, basado no en un aprendizaje pasivo, sino en el cambio de los comportamientos.

Ridgway señala que “estamos convencidos que el liderazgo es para cualquiera. Todo mundo lo puede desarrollar, sin importar edad, sexo, formación, rol en la empresa, etc”.
LA ESTRATEGIA
Potentialife se desarrolla a lo largo de 3 ciclos, cada uno dura alrededor de 10 semanas. Ridgway considera que “los pequeños cambios hacen una gran diferencia y por eso el proceso tiene que ser gradual. No tiene sentido pasar meses pensando en qué hacer, y luego esperar el gran cambio. Hay que disfrutar y aprovechar todo el proceso”, dice.

La primera fase es de diagnóstico, en el que hay una conversación con las personas y las organizaciones sobre cuáles son sus objetivos y se establecen los aspectos a mejorar. “Hay que cambiar los hábitos previos, empezar a ver cómo se pueden cambiar esas conductas que pueden ser erróneas en el liderazgo”, dice.

En la segunda fase se intenta hacer algo nuevo, es decir se aplica el cambio, y en la tercera fase viene la adaptación, para que los líderes se sientan confortables.

En cada una de estas etapas se aplica un marco de referencia llamado Sharp, el cual es un acrónimo de cinco elementos claves en la estrategia.

En cuanto a las fortalezas (strenghts), Tal Ben-Shahar señala que “el hecho de enfocarse en las fortalezas ayuda a manejar las debilidades. Piense en una niña de 10 años, es buena en matemáticas, en ciencias, pero no en lenguaje y si en el colegio (o las organizaciones, en este caso) solo se enfocan en el lenguaje, va a perder su confianza, pero si se centra más en matemáticas, se va a sentir más segura de sí misma y tendrá mejor desempeño en todo lo demás”.

Sobre la salud (health), la clave es mantener la energía del organismo y la mente, por lo cual es necesario trabajar en aspectos que ayuden a conservarla y reestablecerla.

El otro concepto es la absorción, bajo el entendido en que hay etapas en las cuales no se puede actuar sin propósito. Ridgway señala que “de cierta forma esto es ponerle más vida a la vida”.

El relacionamiento con los demás es fundamental. “A veces se piensa solo en el poder para influir en los demás, pero eso ha cambiado y el establecimiento de redes es clave. Lo importante es ver qué tan positivo se es en las actuaciones personales y qué tan auténticas son. Esto es altamente contagioso”, dice Ridgway.
Finalmente, está el propósito. Los expertos señalan que en las organizaciones se establecen logros, se trabaja en ellos y en lograrlos, pero “cuál es el logro del logro? Esa es la pregunta fundamental”, dice el exsocio de McKinsey.

Aunque el proceso completo dura 9 meses, buena parte se hace online, para lo cual hay una plataforma especial y aplicaciones móviles en las que se realizan los ejercicios. En ciertas etapas, es necesario el apoyo personal. Desde Colombia se expandirán a la región.
ERRORES FRECUENTES
Los expertos consideran que una falla frecuente es que en los programas de liderazgo se saque a las personas de su contexto, y que estén focalizados en un reducido número de personas
Tal Ben-Shahar señala que muchas personas se enfocan demasiado en resolver las debilidades y por eso pierden mucho tiempo que deberían estar aprovechando en sus fortalezas.

En cuanto a la salud, el estrés hace parte de la vida cotidiana, el cual debe manejarse y no verse como un enemigo. De la misma manera, señala que es necesario distraerse para no pagar un precio físico, emocional y sicológico

De otra parte, en el tema del relacionamiento, considera que el error está en que las personas no suelen ser auténticas.

Finalmente, existe una creencia difundida de que solo la felicidad se alcanza cuando se logran los objetivos ante lo cual el experto considera que debería invertirse el orden de la ecuación, pues “es la felicidad lo que lleva al éxito”

Siga bajando para encontrar más contenido