‘Si no te hace feliz, ¡corta la corbata!’

Juan Manuel Barrientos es un paisa que con 31 años es dueño y fundador de Elcielo, restaurante que cuenta con sedes en Bogotá, Medellín y Miami. Es un típico 'millennial'. Acá, nos relata su experiencia y les escribe esta carta a los jóvenes de esta generación.

Juan Manuel Barrientos

Archivo particular

Juan Manuel Barrientos

Tendencias
POR:
noviembre 25 de 2014 - 09:09 p.m.
2014-11-25

"Nací en 1983 y por eso todos dicen que soy un ‘millennial’, pero yo siento que quedé en un sándwich entre la generación de mis padres, que se caracterizó por su estoicismo y porque lo más importante era ser dueño de empresa, y esta, de jóvenes que solo buscan amar lo que hacen sin importar el status de sus trabajos.

Yo no fundé Elcielo por la ambición de ser dueño de mi propio negocio. Desde que tengo uso de razón, mi papá ha sido un empresario, emprendedor, y así fue como me crié, viéndolo a él creando empresa, trabajando a su lado para hacer crecer su proyecto. Esa es la cultura y la dinámica que conozco.

Pero lo que vale no es ser dueño de tu propia empresa sino dedicar tu vida a lo que amas. Esa es mi gran fortuna, Elcielo es mi pasión, por eso siento que gran parte de mí pertenece a los ‘millennials’.

Me siento orgulloso de esta generación, pues cambió la forma de ver el mundo. Cree en sí misma porque sabe que tiene el poder de transformar lo que los rodea. Trascendió el ego por la satisfacción personal y eso es lo más importante.

A un ‘millennial’ ya no le es suficiente ser un presidente de la compañía sino que busca disfrutarlo. Su fin es ser feliz en el cargo en el que se desempeñe, ya sea presidiendo una multinacional o vendiendo la nueva receta de empanadas que inventó en la cocina de su casa.

Los ‘millennials’ son soñadores que buscan materializar lo que desean.

Eso es para mí Elcielo, es mi sueño hecho realidad. Pero debemos ser conscientes de que lo que anhelamos es solo la chispa de un motor, no es el motor.

Para que se convierta en tu presente debes dedicarle muchos años de trabajo fuerte.

La cuestión es que soñar te toma un instante, pero convertirlo en un hecho requiere que te esfuerces por ello. Elcielo es 99 por ciento tesón y trabajo constante, y quienes están conmigo en esta lucha lo saben. Pero eso también es parte de nuestro privilegio porque quienes dedican su vida a lo que desean son los que más felices viven.

Es triste ver que algunos aún no están en sintonía con esta realidad que muchos hemos demostrado es posible.

El problema de estos jóvenes es que están llenos de miedos. Su mayor temor es ser juzgados. No se atreven a romper estereotipos y esos miedos son los que los enredan.

Todo el mundo sabe lo que ama, pero si tú no pierdes el miedo ahí es donde la embarras porque tomas decisiones desde lo racional, cuando la clave está en escuchar a tu corazón.

Yo te aconsejo que corras el riesgo. Estás en una edad en la que nadie depende de ti y se puede correr el riesgo de equivocarse. Coger las ideas, cortar la corbata y hacer lo que amas".

Juan Manuel Barrientos