Formas en las que la Economía en Red cambiará el mercado

Así como las personas, las empresas también están aprovechando las oportunidades que brindan la tecnología, la movilidad y la conexión en prácticamente todo ámbito, momento y lugar.

Las redes se han vuelto indispensables en el trabajo diario de cualquier empresa.

Archivo particular

Las redes se han vuelto indispensables en el trabajo diario de cualquier empresa.

Tendencias
POR:
febrero 11 de 2015 - 11:08 p.m.
2015-02-11

Los procesos empresariales se están simplificando, las redes de trabajo están creciendo, la cadena de valor se está enriqueciendo y el mercado se está expandiendo; al tiempo que surgen nuevos retos determinantes del futuro comercial.

¿Cómo enfrentar este nuevo panorama? Aquí te presentamos cinco tendencias que están surgiendo a partir de la Economía en Red y que serán básicas para el desarrollo empresarial. Tómalas en cuenta para optimizar tu comercio y hacer frente a las nuevas exigencias del mercado:

1. Businness networking

Las redes se han vuelto indispensables en el trabajo diario de cualquier empresa o industria, así como de todo empleado, ejecutivo o directivo. Ya no se habla de proveedores o distribuidores, ahora son socios comerciales con intereses comunes que pueden enriquecer y crear nuevas oportunidades de negocio. En esta nueva perspectiva, las relaciones se facilitan con los enlaces y la conectividad a distancia, propiciando el trabajo entre personas de perfiles y zonas geográficas diferentes.

2. Social collaboration

De la mano del punto anterior, surge esta tendencia. Es una nueva forma de colaboración conjunta, donde un equipo tiene las herramientas digitales y conectadas para intervenir simultáneamente en un trabajo común, compartiendo información y creando inteligencia colectiva. De igual forma, la distancia no es limitante debido a la conectividad; al contrario, puede generar una cooperación productiva en cualquier circunstancia e incluso en tiempo real.

3. Internet de las cosas (IoT)

El acceso a Internet ya no es exclusivo de las computadoras y los dispositivos móviles (smartphones y tablets); ahora hasta los objetos pueden conectarse. Esto está abriendo un gran panorama de oportunidades para interactuar con Internet en todo momento y con productos de todo tipo, para crear experiencias de usuario personalizadas. Con el IoT la vida, el entretenimiento y el comercio serán diferentes. El impacto de estas nuevas posibilidades es tan amplio que pronto hablaremos de cuartos, edificios y ciudades conectadas e inteligentes que se ajustarán en tiempo real, a lo que uno desee.

4. Always-connected customer

Basta con pensar en un día cotidiano para comprender este concepto. Actualmente, en casi todo momento estamos conectados; no importa la hora o el lugar, ni los dispositivos u objetos (ya lo veíamos antes), Internet es la constante. Esta innovación está modificando la manera en que los consumidores se relacionan con las marcas, deciden su preferencia por un producto y realizan sus compras. A través de la conexión se está enriqueciendo la exigencia de los clientes y las posibilidades del mercado; hecho que agilizará aún más las transacciones comerciales del futuro.

5. Social selling

A raíz del auge de las redes sociales, estas plataformas también se están aprovechando para la construcción de marca y en una nueva tendencia, para facilitar las transacciones comerciales. Por un lado son un escaparate de branding y un apoyo para la toma de decisión de compra; y por otro, son un canal más de venta. Ahora los clientes, sin salir del entorno social, pueden entrar en contacto con influenciadores o contenidos que faciliten su elección de productos y con una acción (sea clic o toque), pasar de prospectos a consumidores reales.

Como parte de la Economía en Red, estas cinco tendencias también están conectadas entre sí. La aceptación y el crecimiento de una, repercute en las otras y viceversa. Son parte de un nuevo orden donde todos los elementos se relacionan e influyen. Es por ello, que ningún negocio puede excluirse de esta dinámica conectada. ¿Tu empresa ya está preparada para entrar a la Economía en Red?