Francia-Alemania, el partido mítico del 82

En aquel partido se jugó el paso a la final del mundial de España.

Francia y Alemania se enfrenterán en el Maracaná.

Efe

Francia y Alemania se enfrenterán en el Maracaná.

Tendencias
POR:
julio 04 de 2014 - 03:13 a.m.
2014-07-04

Cuando se concretó el partido entre Francia y Alemania en cuartos de final de Brasil-2014, que se jugará hoy en el Maracaná, lo primero que se vino a la mente de muchos aficionados en el mundo fue el mítico duelo entre ambos equipos en semifinales de España-1982.

“Ningún film en el mundo ni ninguna obra de teatro sabría transmitir tantas emociones como la semifinal perdida de Sevilla”, dijo una vez el exjugador francés y ahora presidente de la Uefa, Michel Platini, recordando aquel partido jugado en la calurosa ciudad andaluza.

Aquel partido tuvo todos los condimentos para que entrara en la leyenda. Francia iba ganando por 3-1 en la prórroga y acabó perdiendo en los penales, con un equipo memorable y un centro de campo elegante, con Platini, Alain Giresse y Jean Tigana.

“Es un partido histórico. En otros países la gente solo me habla de él”, señala Giresse. “Francia-Alemania en cuartos. La semifinal de 1982 está siempre en la memoria de los aficionados de la vieja guardia”, dijo el presidente de la Fifa, Joseph Blatter.

El defensa Marius Trésor había marcado el 2-1 en la prolongación (92) y Alain Giresse el 3-1, con una celebración que rozaba el éxtasis tras un gol que parecía clasificar a la final a Francia (98).

Pero la entonces todavía Alemania Occidental consiguió empatar con tantos de Karl Heinz Rummenigge (102) y Klaus Fischer (108).

“Incluso si marqué un gol contra Alemania, quedará en mi retina como el peor momento de mi carrera”, afirmó Marius Trésor.

Tras el empate (3-3), llegaron a los penales, en los que a Alemania se le empezaron a complicar las cosas cuando el defensa Uli Stielike falló. Pero después fallarían Didier Six y Maxime Bossis, con lo que Alemania acabó imponiéndose por 5-4 en la serie.

Alain Giresse comparte la impresión de Platini de que será difícil encontrar otro partido como este en la historia. “No sé si se encontrará un partido de fútbol con tantas emociones, situaciones tan opuestas, tan dramáticas y alegres. No pienso que pueda haber algo así en un partido de fútbol”, señaló Giresse. “El paso del tiempo todavía no ha curado la herida”, añadió. En Francia se recuerda la forma trágica de perder y también la agresión del portero Harald Schumacher sobre Patrick Battiston, a quien dejó con conmoción cerebral, una vértebra fracturada y dos dientes rotos.

RENACIMIENTO DE FRANCIA, A PRUEBA

REUTERS. La selección francesa de fútbol puede haber sorprendido a más de uno al aparecer como una de las candidatas a ganar el Mundial, pero hoy enfrentará su mayor desafío cuando se mida con Alemania en un choque entre dos pesos pesados por los cuartos de final en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Para el entrenador de Francia, Didier Deschamps, el pasado no cuenta, pese a las derrotas en las semifinales de los Mundiales de 1982 y 1986 frente al equipo germano.

Pero la prensa francesa está usando insistentemente la palabra ‘Angstgegner’, el término que se refiere a una bestia negra, por lo que Deschamps debe afrontar el temor de todo un país si quiere restaurar la preeminencia de su selección a nivel mundial conseguida en 1998.

Por su parte, Alemania quiere dar un nuevo paso para volver a levantar la Copa, algo que el equipo no logra desde 1990. En los últimos dos mundiales estuvo cerca, pero perdió en semifinales.