Google, Facebook y Twitter luchan contra los portales de noticias falsas. Vea por qué

Ya tuvieron que bloquear páginas que tergiversaron información real en la campaña presidencial en EE. UU. 

Facebook

Por su parte, Twitter suspendió una cuenta de una persona que se describía como dedicado al patrimonio, la identidad y el futuro de la gente de ascendencia europea en Estados Unidos.

Foto:123rf

Tendencias
POR:
Portafolio
noviembre 20 de 2016 - 04:00 p.m.
2016-11-20

Facebook y Google han anunciado que restringirán la publicidad en plataformas en línea con noticias falsas, después del furor suscitado en torno al papel de dichas historias en las elecciones presidenciales estadounidenses de la semana pasada.
Facebook dijo el miércoles que había actualizado sus políticas de publicidad para prohibir anuncios en sitios de noticias falsas, horas después de que Google había tomado medidas similares.

(Lea: ¿Qué es lo peor de trabajar para Facebook?)

El gigante de los medios sociales ha sido ampliamente criticado en los últimos días por no excluir noticias falsas que se propagaron ampliamente en su red social antes de las elecciones, en las que Donald Trump, el aspirante republicano, venció.
“No integramos ni mostramos anuncios en aplicaciones o sitios web que contienen contenido que es ilegal, erróneo o engañoso, lo cual incluye noticias falsas ... Hemos actualizado la política para aclarar explícitamente que esto se aplica a las noticias falsas”, dijo Facebook.

Pero la nueva política no afecta los algoritmos del servicio de noticias de Facebook que son el blanco de las críticas. Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, ha rechazado las acusaciones, argumentando que sólo una pequeña cantidad de la información sobre las elecciones compartida a través de Facebook resultó falsa.
La red social está probando un método para que los usuarios puedan indicar las publicaciones que piensan que contienen noticias falsas, pero Zuckerberg admitió que distinguir la verdad era “complicado”.

Google había anunciado previamente que impediría que su sistema AdSense colocara anuncios en sitios que contienen noticias falsas, algo que podría haber ayudado a financiar la difusión de falsedades antes de las elecciones.

“Comenzaremos por prohibir los anuncios de Google en contenido engañoso”, aseguró la tecnológica. “Más adelante, restringiremos la publicidad en las páginas que tergiversan, falsifican, u ocultan información sobre el editor o el propósito principal de la propiedad web”.

La atención se enfocó sobre la compañía el lunes después de que Google dio prominencia en sus clasificaciones de búsqueda a un informe en un sitio blog llamado 70News, que afirmaba que Trump había ganado el voto popular durante la elección. Según las últimas cifras, informadas por separado por el motor de búsqueda de Google, Clinton tenía más de 700.000 votos de ventaja la tarde del lunes.

En una nota agregada más tarde en el sitio blog, el autor del informe dice: “Actualización: para quienes pregunten dónde obtuve las cifras, fue en mensajes de Twitter”.

(¿Sabía usted que Facebook cambió su algoritmo? Conozca en qué consiste)

Temprano en el día, la publicación de 70News ocupó el primer puesto bajo la categoría “En las noticias” en el motor de búsqueda de Google en respuesta a la consulta “resultados definitivos de las elecciones”. Todavía estaba en segundo lugar por la tarde, directamente debajo de un informe del Washington Post desacreditando la publicación.

Google dijo que su objetivo era generar “los resultados más pertinentes y útiles”, y añadió: “En este caso, evidentemente, no lo hicimos correctamente, pero estamos trabajando continuamente para mejorar nuestros algoritmos”.

La compañía no ignora sus algoritmos manualmente por temor a ser acusada de parcialidad, y, en cambio, intenta adaptar sus técnicas de clasificación de búsquedas para evitar que surja nuevamente el mismo problema.

La prominencia en las redes sociales es una de las más de 200 señales que los algoritmos de búsqueda de Google toman en cuenta y la publicación de 70News pareció haberse diseminado ampliamente en las redes sociales.

Sally Lehrman, directora del programa de ética de periodismo en la Universidad de Santa Clara en Silicon Valley, dijo que el problema resaltaba la dificultad que suponía para los distribuidores de noticias como Google y Facebook, así como para los usuarios del Internet, distinguir las noticias falsas en línea.

Twitter también

Esta red social ha suspendido varias cuentas pertenecientes a miembros de la denominada ‘alt-right’, o derecha alternativa -el amorfo mundo de grupos extremistas de derecha- incluyendo la de su líder extraoficial Richard Spencer, en una ofensiva contra el discurso de odio después de la vitriólica campaña electoral presidencial estadounidense.

La plataforma de mensajería ha suspendido las cuentas de Twitter de Spencer, quien es presidente del Instituto de Política Nacional (NPI, por sus siglas en inglés), el cual se describe a sí mismo como “dedicado al patrimonio, la identidad y el futuro de la gente de ascendencia europea en Estados Unidos”, así como la cuenta de Twitter del NPI y de su Radix Journal.

Un portavoz de Twitter no señaló qué mensajes habían violado sus términos y condiciones, pero dijo: “las reglas de Twitter prohíben amenazas violentas, acoso, conducta odiosa y abusos de múltiples cuentas, y tomaremos medidas sobre las cuentas que violen esas políticas”.

Las suspensiones, que normalmente son temporales pero que podrían ser permanentes, se producen después de que Twitter presentó el martes nuevas características diseñadas para limitar el acoso en la plataforma.

Los usuarios de Twitter ahora pueden “silenciar” cualquier conversación con determinadas palabras, frases o cuentas en ellas, de modo que no se les notifique acerca de los abusos.

Twitter dijo que estaba intentando hacer un mejor trabajo en la lucha contra el ciberacoso mediante la creación de una herramienta para que las personas que presencian el abuso, pero no son víctimas, puedan informarlo; la mejora de sus procedimientos internos para tramitar las denuncias; y la capacitación del personal.
Su política sobre conducta odiosa dice que se prohíbe “el comportamiento específico contra personas basado en raza, etnia, origen nacional, orientación sexual, género, identidad de género, religión, edad, discapacidad o enfermedad”.

La compañía también suspendió las cuentas pertenecientes a Paul Town, quien se describe a sí mismo como “principal líder de pensamiento” de la “derecha alternativa”; Pax Dickinson, el ex jefe de tecnología de Business Insider quien abandonó la compañía en 2013 después de publicar en Twitter varios mensajes misóginos y racistas; y Ricky Vaughn, quien ya había sido suspendido por la red social previamente.

Las compañías de medios de comunicación social incluyendo Twitter y Facebook han sido muy criticadas durante la semana posterior a las elecciones por brindar una plataforma para difundir noticias falsas y por crear un filtro burbuja en el que la gente sólo ve el reflejo de sus propias opiniones.

Durante la campaña, a la gente le preocupaba que el predominio de las aplicaciones sociales permitiera la propagación de contenido xenófobo, misógino y homofóbico en unas elecciones donde la inmigración, el trato a las mujeres y los derechos de las personas LGBT se debatieron acaloradamente.

Twitter está deseoso de garantizar que las personas no eviten utilizar la plataforma a causa del abuso mientras lidia con un lento crecimiento del número de usuarios, que ha afectado su cotización bursátil y ha hecho que los inversionistas cuestionen su futuro.

Financial Times