Los gurús tecnológicos, activos en el 'Ice Bucket Challenge'

Las fortunas de los líderes tecnológicos que se sometieron al reto del cubo de agua helada superan los 225.000 millones de dólares.

Bill Gates, el creador de Microsoft, fue uno de los primeros en pasar el reto del cubo de agua helada.

Tomada de Internet

Bill Gates, el creador de Microsoft, fue uno de los primeros en pasar el reto del cubo de agua helada.

Tendencias
POR:
agosto 20 de 2014 - 09:07 p.m.
2014-08-20

Los millonarios de la tecnología se han ‘empapado’ de la última moda de Internet: el ‘Ice Bucket Challenge’, el ya famoso reto del cubo de agua helada que sirve para concienciar sobre la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, fue el primero de los ‘gurús’ tecnológicos en ser nominado y en cumplir el reto; un reto que se ha de llevar a cabo en las 24 horas siguientes tras la nominación, ya que si no se deberán donar cien dólares a una fundación para combatir el ELA.

Zuckerberg, cuya fortuna está valorada en 33.000 millones de dólares, nominó a su vez al creador de Microsoft, Bill Gates; al CEO de Netflix, Reed Hastings; y a la empresaria Sheryl Sandberg, directora operativa de Facebook. Todos cumplieron y publicaron sus videos en las redes sociales.

Mientras Gates utilizó un artefacto que hizo verter el agua sobre su cabeza después de jalar una cuerda, Sandberg decidió aceptar el reto junto a un grupo de ‘colegas’ de Facebook.

Dick Costolo, CEO de Twitter, compartió su ‘Ice Bucket Challenge’ a través de Vine, la popular red de videos de seis segundos; Tim Cook, presidente ejecutivo de Apple, se 'mojó' tras un concierto de Michael Franti, y Satya Nadella, director ejecutivo de Microsoft, dejó que sus empleados echaran el cubo de agua helada sobre él.

Jeff Bezos, propietario del ‘The Washington Post’ y CEO de Amazon; Jeff Weiner, CEO de Linkedin; Elon Musk, co-fundador de PayPal y SpaceX; Susan Desmond-Hellmann, CEO de la Fundación Bill y Melinda Gates; o los creadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, son algunos de millonarios de la tecnología que también se han ‘mojado’ por la esclerosis lateral amiotrófica.