Ya hay un barrio colombiano en Haití

El sábado inauguraron 72 casas financiadas con la colecta hecha en nuestro país. Allí vivirán damnificados del terremoto del 2010.

POR:
marzo 26 de 2014 - 01:01 a.m.
2014-03-26

Dentro de la casa que comenzará a habitar en los próximos días en Haití, Hugues Garcon se desmedía el fin de semana en halagos y agradecimientos para Colombia. La razón es que esta vivienda y otras 71 fueron levantadas con dinero recogido entre trabajadores y empresas del país, después del sismo de 7,3 grados que devastó a esa nación del Caribe, hace cuatro años.

Un informe de la ONG Oxfam, con ocasión del cuarto aniversario de la tragedia da cuenta de 220.000 muertos, 300.000 heridos, 60 por ciento de las edificaciones estatales caídas, y millón y medio de personas sin techo; cuatro años después, aún hay 170.000 en carpas.

La colecta, que totalizó casi 3.500 millones de pesos, fue organizada por la Corporación Antioquia Presente, que posteriormente lideró también la construcción del proyecto en Haití y el sábado hizo la inauguración.

En un principio se calculó que serían 102 unidades residenciales, pero la meta bajó debido a que tuvieron que incurrir en gastos extras y comprar el lote, que habían previsto como aporte del Gobierno haitiano. El barrio se llama Village Colombie (en español, Villa Colombia) y queda en la localidad de Cabare, vecina de Puerto Príncipe, la capital.

Cada unidad habitacional tiene 66 metros cuadrados y cuenta con dos alcobas, cocina, salacomedor, baño y patio. La empresa Haceb donará 100 millones de pesos en electrodomésticos.

A pocos metros del barrio hay colegio y hospital.

“Esta casa es como la oportunidad de rehacer mi vida. De todo corazón, deseo decirles muchas gracias a los colombianos”, dijo Garcon, quien asumió la vocería de los beneficiarios en la ceremonia, que fue acompañada por representantes de las empresas y los trabajadores que aportaron.

Este hombre de 36 años había logrado una vida cómoda para él, su esposa y sus tres hijos, gracias a su sueldo de maestro y a una empresa familiar de jabón, blanqueador, dentífico, champú, suavizante para ropa y hasta un tipo de pomada para aliviar enfermedades de la piel. Pero el 12 de enero del 2010 el sismo los dejó sin el montaje industrial, sin las tres casas que poseía y solo con lo que vestían.

“Gracias a Dios no murió ninguno de mis seres más cercanos (sí falleció un primo), pero me quedé con las manos cruzadas”, apuntó Garcon.

Lo único que conservó fue su exiguo sueldo de maestro, con el que paga un arriendo de 1.250 guardes (equivalen a 45 dólares) y alcanza a malvivir. En la casa nueva deberá pagar un alquiler simbólico y a los 10 años recibirá las escrituras. La intención es que los beneficiarios no vendan las viviendas, según la directora de Antioquia Presente, Margarita Inés Restrepo.

“Entre las condiciones que nos puso el Gobierno haitiano estaba que nada fuera totalmente regalado y que contratáramos la ejecución con un operador local, que en nuestro caso fueron los sacerdotes Scalabrinianos”, explicó Restrepo.

Con lo que obtengan por ese concepto se financiarán obras para mejorar las condiciones de vida dentro de Villa Colombia.

CONSTRUCCIÓN DE LA VILLA CONTINÚA

Al lado de Villa Colombia hay una panadería, una fábrica de pasta italiana, otra de bloques de cemento y otra de puertas y ventanas, en las cuales trabajan damnificados. Son lideradas por los padres Scalabrinianos. Antioquia Presente los apoya y, con un remanente de la colecta, también levantará una casa para una comunidad religiosa que acompañará a la gente, un parque infantil y un salón comunitario. En otra parte de Puerto Príncipe ya había levantado un aula múltiple y dos salones en una escuela.

Néstor Alonso López

Enviado especial/ Haití

Siga bajando para encontrar más contenido