¿Hay verdades a medias en el tema del mercurio en el atún?

El biólogo Otto Polanco indicó que todos los productos de mar y de río contienen elementos contaminantes. 

Atún

Estudios confirman que el metal llega al mar y se introduce en la cadena alimenticia.

Archivo particular

POR:
Portafolio
septiembre 10 de 2017 - 02:36 p.m.
2017-09-10

¿Si todos los países pescan el mismo atún en los mismos mares y océanos, por qué pretende desinformar a la población acerca de este tema?

Este fue el cuestionamiento inicial que hizo Otto Polanco Rengifo, director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap).

(Lea: Invima halla exceso de mercurio en dos lotes de atún Van Camp's). 

Para el funcionario no se ha dicho toda la verdad acerca del tema, pues muchas comunidades han comido pescado de los ríos y mares por años y no se han reportado muertes por intoxicación por el mercurio que contengan los animales.

Otto Polanco

Otto Polanco, director de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), reclamó por los escándalos por el atún, una industria que genera 15.000 empleos directos.

Juan Carlos Domínguez

¿Cuál es la realidad acerca del contenido de mercurio en los peces de los mares colombianos?

No es viable hablar de contenido de mercurio en peces de los mares de Colombia, sino en las aguas marinas en general por ser el océano un sistema dinámico.

De otro lado, en Colombia, la mayor parte de los estudios se ha realizado a especies dulceacuícolas.

Existen antecedentes de estudios internacionales en peces marinos depredadores que se sitúan en lo alto de la cadena alimentaria con altos niveles de metilmercurio a través de un proceso llamado bioacumulación, de ahí la presencia de este elemento en productos procesados de la pesca.

¿Desde cuándo se evidenció la presencia de este elemento?

Siempre ha existido en el mar; las investigaciones en peces tienen ya más de 15 años, por ejemplo recientemente los investigadores de la Universidad de Michigan (UM) y de Hawai (Estados Unidos) han determinado que el 80 por ciento de la forma tóxica del mercurio, llamado metilmercurio, se encuentra en los tejidos de peces en el Pacífico norte.

Muy probablemente se produjo por una bacteria que se aferra a trozos de materia orgánica.

Igualmente, se ha confirmado que el metal pesado llega al mar por aire o por el subsuelo y se introduce rápidamente en la cadena alimenticia de los animales marinos.

La incorporación al organismo de los grandes peces sucede tras alimentarse de los más pequeños, y estos a su vez consumen plancton.

En Colombia, los primeros estudios son de los años 2005 y 2006.

¿El procesamiento del pescado inhibe la acción de este contaminante?

No inhibe la presencia de metales pesados, a pesar de las altas temperaturas utilizadas; por ejemplo, la cocción de atún se hace a 100 grados centígrados.

Se dice que los peces contienen selenio que contrarresta el mercurio, ¿eso es correcto?

Es cierto que los peces lo contienen, pero no se puede afirmar que este contrarreste definitivamente al mercurio.

Teniendo en cuenta que es un elemento natural y su disponibilidad en el medio varía, la mayoría de los peces de mar contienen más selenio que mercurio.

El selenio tiene una proteína y esta un aminoácido llamado seleniocisteína, que libera un compuesto denominado seleniuro, que es vulnerable a la unión con metales pesados, como es el caso del mercurio.

¿Hay niveles de mercurio que pueden aceptarse en los peces de consumo?

Sí y están establecidos en la Resolución 0122 de enero 26 de 2012, por la cual se modifica parcialmente una anterior del Ministerio de la Protección Social.

La norma establece que los productos de la pesca, en particular pescados, moluscos y crustáceos frescos, congelados, ultracongelados, precocidos, pasteurizados, cocidos y en conserva con destino al consumo humano deben cumplir con requisitos fisicoquímicos.

Esta se presenta en una tabla que relaciona diferentes metales; en lo referente al mercurio, se relacionan especies con los límites permitidos.

Por ejemplo, para productos de la pesca como carne de pescado y crustáceos, que se aplica a la carne de los apéndices y en el abdomen el límite máximo es de 0,5 miligramos por kilo (pescado fresco).

Por otra parte, para carne de pescados entre otras, como pez vela, tiburón (todas las especies), pez espada y atún, el límite máximo es de un miligramo por kilo.

¿Hay especies que representan riesgo letal para los humanos por su contenido de mercurio?


No las hay, lo que se recomienda es limitar el consumo.

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) ha publicado recomendaciones puntuales del número de latas de atún por individuo se pueden consumir.

Por ejemplo, lo indicado en una persona adulta son cuatro latas a la semana, 15 al mes y no más de 170 al año.

¿Se han relacionado casos de muerte por consumir pescado con esa sustancia?

No conocemos reportes.

¿Cuáles son las acciones que ha tomado la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) en este sentido?

Vale la pena aclarar que la Aunap tiene competencias sobre el manejo y la administración de los recursos pesqueros y acuícolas a nivel nacional, más no en lo relacionado con la gestión de riesgos asociados al consumo de alimentos.

Para esto último, las facultades recaen sobre el Invima y las Secretarías de Salud de los departamentos.

¿Qué debe hacerse con los lotes de latas de atún reportados como contaminados con mercurio?

La competencia de la destrucción de material contaminado la determina el Invima.

¿Hay legislación internacional acerca de este tema?

Sí hay legislación y está disponible en el Códex Alimentarius de la Organización para la alimentación y la Agricultura FAO.

Puede citarse el documento Codex Stan 193–1995: NGCTAP (Norma General para los Contaminantes y las Toxinas presentes en los Alimentos y Piensos).

A nivel internacional existe un programa conjunto de la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre normas alimentarias denominado Comité del Códex.

De hecho, en una de las reuniones realizadas recientemente hace varios meses, se dejó un documento de debate sobre los niveles máximos para el metilmercurio en el pescado.

Siga bajando para encontrar más contenido