Hipercompetencia: los cinco refranes para ‘dar la pelea’

En un contexto en el que cada día se suman más adversarios a la batalla por el liderazgo del mercado y las barreras prácticamente desaparecieron, la sabiduría popular puede aportar algunos consejos prácticos para fortalecer su organización y alcanzar el primer lugar de preferencia.

POR:
diciembre 21 de 2013 - 12:16 a.m.
2013-12-21

El refrán según el cual “camarón que se duerme, se lo lleva la corriente” está bastante lejos de perder vigencia en el mundo contemporáneo. La apertura de los mercados, gracias al paulatino incremento de los acuerdos de comercio entre países, y la posibilidad de estar cada vez más conectados mediante la tecnología, derribaron las barreras que antes nos aislaban, generando un fenómeno conocido como hipercompetencia.

El mencionado término hace referencia al aumento de la competencia en los mercados, lo que ha cambiado por completo el escenario económico para las empresas y sus empleados.

Y es que si bien antes lo común era medir fuerzas con quienes se encontraban en el mismo territorio, ahora la puja por el liderazgo se da con un adversario que puede estar en cualquier parte del mundo.

“Muchas veces, los competidores provienen de lugares inesperados. Un ejemplo es Kodak, que durante años dominó el negocio de las imágenes, pero llegó a la bancarrota. De hecho, apareció una empresa muy pequeña llamada Instagram, que ahora tiene un rol muy importante en el mundo de la fotografía, algo que la gente de Kodak jamás se habría imaginado”, señaló Moisés Naim, miembro del Foro Económico Mundial, analista y autor de diversos libros sobre economía, quien ejemplifica cómo ahora “no hay enemigo pequeño, ni gigante invencible”.

Desde su perspectiva, este contexto obliga a las empresas a reaccionar ágilmente para adaptarse a las nuevas condiciones. “Para ellas, la velocidad empieza a ser tanto o más importante que su tamaño”, sentencia.

Sin embargo, Marcela Rocha, gerente de Advisory de EY Colombia, resalta la importancia de actuar asertivamente y no apresurarse a los hechos, ya que “del afán no queda sino el cansancio”. “Lo menos aconsejable es tomar decisiones sin haber realizado un proceso juicioso de análisis y planeación de lo que realmente está pasando en el mercado”, señala.

Otro aspecto a tener en cuenta es la relevancia de mantener a los empleados más cerca que nunca, pues “quien tiene un amigo, tiene un tesoro”, y, ¿quién más leal que un empleado fiel? especialmente en épocas donde se incrementa la llegada de nuevos empleadores, quienes están ávidos de conquistar personal con conocimiento del mercado local, que les ayude a posicionarse y que, de esta manera, incrementan la batalla por el talento.

UN MAR DE OPORTUNIDADES

Aunque este nuevo entorno puede parecer difícil a primera vista, si las empresas saben aprovecharlo puede ser, también, su mejor etapa ya que “cuando se cierra una puerta, se abre una ventana”. “La hipercompetencia trae oportunidades de cambiar el ritmo al mercado, abriendo posibilidades de expansión a nivel internacional”, considera Marcela Zapata Salazar, gerente de sección de Hays Colombia.

Eso sí, en este contexto es necesario que la organización tenga una estrategia clara para resaltar ante sus rivales. “La clave está en la diferenciación competitiva. Si hay muchos competidores, siempre la empresa podrá destacarse por aquello que la haga única, o por aquello que hace mejor que sus competidores”, añade Rodrigo Ferro, socio y gerente de planeación de Azul Innovación. Finalmente, cabe resaltar que el peor error que se puede cometer en ese contexto es seguir recurriendo a las reglas de antaño: arriesgarse a innovar deberá ser la nueva norma.

‘SI NO PUEDE CON SU ENEMIGO…’

En medio de un entorno cada vez más complejo y dinámico, muchas empresas optan por sumar esfuerzos, como mecanismo para impulsar su crecimiento.

Bien sea mediante la firma de alianzas, fusiones o acuerdos de comercialización, varias compañías que normalmente se verían como competidoras, se han unido con el fin de fortalecerse en su mercado de origen, o con el fin de explorar una región o categoría desconocida para alguna de las dos. Claro está que para esto establecen una ecuación gana-gana.

En Colombia, un caso icónico fue la creación de la Recetta por parte de Alpina y Nutresa, como una forma de fortalecer su presencia en el mercado institucional, una solución que ha tenido buena acogida.

Este año, la centroamericana Livsmart hizo una alianza con Colombina para incursionar en el mercado colombiano. En este caso, mientras una aportó su conocimiento en el tema de jugos, la otra lo hizo en términos de experiencia dentro del país y de conocimiento del consumidor local.

Los anteriores son apenas unos ejemplos de este fenómeno que se exacerba a medida que el comercio se vuelve más abierto.

Sin embargo, esta no es una estrategia reciente. De hecho, Henry Ford, fundador de Ford Motor Company, dijo alguna vez: “juntarse es un comienzo. Permanecer juntos es progresar. Trabajar juntos es tener éxito”.

ERRORES QUE PUEDEN SALIR MUY CAROS

*No aceptar que el mercado ha cambiado.

* Creer que las estrategias de antaño seguirán funcionando en este nuevo contexto.

* Mantener estructuras rígidas dentro de una organización, que le impidan reaccionar con agilidad a los cambios del mercado.

* Permitir que se fugue el talento y, con este, la experiencia de la compañía.

* Estar cerrado a la opción de trabajar en conjunto con otra organización como un modo de ser más competitivo.

Cristina Bustamante

Redacción Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido