Hipotiroidismo, una enfermedad que sabe camuflarse

La enfermedad puede incrementar el riesgo de infarto, e incluso puede impactar la relación de pareja, en tanto disminuye la libido de la persona. La detección y tratamiento precoz ayudarán a reducir sus consecuencias.

Hipotiroidismo, una enfermedad que sabe camuflarse

Archivo Portafolio

Hipotiroidismo, una enfermedad que sabe camuflarse

Tendencias
POR:
mayo 30 de 2015 - 01:56 a.m.
2015-05-30

Más de 300 millones de personas en todo el mundo tienen algún tipo de trastorno de la tiroides y, a pesar de ser muy común, la enfermedad puede estar presente por muchos años sin diagnosticar.

En Colombia hay aproximadamente 1.900.000 personas con hipotiroidismo, lo que corresponde a casi un 4 % de la población. Sin embargo, no existen datos que nos digan cómo se comporta la enfermedad en las diferentes regiones.

La glándula tiroides es un órgano pequeño, con forma de mariposa, ubicada en la parte baja del cuello, en frente de la tráquea, que juega un papel clave en la regulación de muchas de las funciones del cuerpo. Ella produce y libera hormonas tiroideas en la sangre, las cuales regulan el metabolismo del cuerpo, y le permiten utilizar sus reservas de energía de manera eficiente para mantenerlo caliente y asegurar que los músculos trabajen apropiadamente.

El hipotiroidismo es diez veces más común en mujeres que en hombres y hay ciertos momentos en la vida de una mujer que la hacen más vulnerable. Así, se estima que alrededor del 5% de las mujeres embarazadas desarrollan hipotiroidismo. Estas mujeres tendrían un mayor riesgo de presentar abortos y mortinatos.

Por otra parte, el 7% de las nuevas madres que no han sido diagnosticadas previamente con problemas de tiroides pueden desarrollar hipotiroidismo durante el primer año después de tener a su bebé. Las mujeres menopáusicas que sufren de síntomas como fatiga, depresión, periodos menstruales anormales y alteraciones del sueño pueden tener hipotiroidismo no diagnosticado.

Hay una serie de causas diferentes de hipotiroidismo: hipotiroidismo congénito (1 de cada 3.000 nacidos vivos), generalmente porque no se forma la tiroides durante el desarrollo fetal (agenesia tiroidea). Enfermedad autoinmune (tiroiditis autoinmune o de Hashimoto).

Extirpación quirúrgica de parte o la totalidad de la glándula tiroides. Tratamientos de radiación, por ejemplo el suministro de yodo radioactivo para el tratamiento de la enfermedad de Graves o de cáncer de tiroides. Una dieta muy baja en yodo. Por último, existe un grupo de personas que tienen hipotiroidismo primario idiopático (el daño está en la tiroides y no se conoce la causa) y otro grupo pequeño (menos del 5%) cuyo hipotiroidismo es secundario, o sea que el daño está en la hipófisis, lugar donde se produce la hormona que estimula la tiroides (TSH).

Ante la sospecha de hipotiroidismo, el diagnóstico se confirma con un análisis de sangre sencillo y rápido que consiste en medir la hormona estimulante de la tiroides (TSH) y la T4 Libre. Debido a que la principal causa de hipotiroidismo en Colombia es la tiroiditis autoinmune o de Hashimoto, se recomienda solicitar adicionalmente los anticuerpos antiperoxidasa y antitiroglobulina cuando a alguien se le encuentra una TSH elevada o se le palpa bocio, o sea crecimiento de la tiroides. El tratamiento es eficaz y la mayoría de los pacientes pueden llevar una vida normal, gracias a la levotiroxina, que combate la deficiencia de hormonas tiroideas.

Iván Darío Escobar
Director del Instituto de Diabetes