El hombre que puso en jaque a Wall Street

Navinder Singh Sarao pelea contra su extradición.

Navinder Singh Sarao en dibujo hecho en la Corte de Westminster en Londres.

Archivo particular

Navinder Singh Sarao en dibujo hecho en la Corte de Westminster en Londres.

Tendencias
POR:
abril 23 de 2015 - 05:02 a.m.
2015-04-23

A simple vista es un londinense común y corriente, vive en una casa sencilla al oeste de la ciudad, y comparte con sus padres, su esposa y dos hijas. Pero fue considerado el hombre que puso en jaque a toda la Bolsa de Valores de Wall Street en Nueva York el 6 de mayo del 2010.

Desde la sala de su hogar, Navinder Singh Sarao, de ascendencia india y 36 años de edad, a través de su empresa Nav Sarao Future Limited, habría logrado embolsarse 40 millones de dólares, gracias a un método de algoritmos que usó durante varios años.

Pero aquel jueves, en tan solo cinco minutos, provocó que el índice Dow Jones se desplomara 600 puntos y desaparecieran miles de millones de dólares.

Esa transacción generó el caos y provocó una investigación criminal que tiene hoy a Singh Sarao peleando contra una extradición a Estados Unidos, donde le espera un juicio por 20 delitos, entre ellos estafa electrónica y manipulación de contratos de futuros en la Bolsa de Chicago ligados al indicador selectivo S&P 500, lo que le reportó importantes ganancias.

El hombre, de tez morena y vestido de jeans y camisetas de colores, que supuestamente trabajaba en solitario, fue detenido y llevado a la Corte de Magistrados de Westminster, ante una petición de extradición a Estados Unidos.

Singh Sarao habría pedido a un programador informático diseñar un programa de algoritmo automático, que le permitía hacer transacciones simultaneas de compraventa de papeles a futuro en esa bolsa, para sacar luego provecho de los bruscos y grandes cambios que provocaba en su precio, una técnica conocida como ‘spoofing’.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, la presunta manipulación de Sarao le proporcionó enormes beneficios y contribuyó a una fuerte caída en los mercados estadounidenses el 6 de mayo de 2010, que fue bautizada como el ‘Flash Crash’”. Pero el abogado de Sarao, Joel Smith, dijo en la audiencia que “este asunto ha tomado por sorpresa” al acusado. “Solo soy un comerciante de la vieja escuela”, se justificó, al asegurar que “siempre he tenido buenos reflejos y hago las cosas rápido”.

Agencias