Homenaje a un gran maestro

Profesor de escuela por vocación y emprendedor social por devoción.

Galería/ Los 12 países de América Latina que tendrán menor inversión en educación este 2015
Tendencias
POR:
Portafolio
septiembre 04 de 2016 - 04:54 p.m.
2016-09-04

Cuando se conmemora el medio siglo del Día Internacional de la Alfabetización el 8 de septiembre, nada mejor que rendirle un homenaje a un colombiano notable, que ideó el innovador método Abcdespañol, primero en nuestra lengua y, después, en inglés, portugués y en las cuatro lenguas mayas mayoritarias en Guatemala.

El sistema de alfabetización ideado por Javier González ha sido premiado y reconocido nacional e internacionalmente, y permitido que miles de personas en las Américas puedan hoy leer su pasado y escribir su futuro, como es el lema central de la Unesco en las celebraciones del Día Internacional de la Alfabetización de este año.

El innovador método se ha empleado con éxito en Colombia, Bolivia, Brasil. Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Nicaragua México, Panamá y República Dominicana.

Actualmente en India se desarrolla un plan piloto con el Abcdenglish, que, de tener éxito, permitiría la alfabetización masiva de millones de personas en la provincia occidental de Gujarat, que cuenta con más de 60 millones de habitantes.

Enseñar a leer y a escribir forma parte del objetivo de desarrollo sostenible del milenio, que busca garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y la promoción de oportunidades de aprendizaje para todos de por vida, según la ONU.

Además, la necesidad de activar políticas en alfabetización rural, con métodos flexibles, con especial énfasis en la mujer rural, campesina e indígena, es uno de los puntos incluidos en el acuerdo de paz que acaban de firmar las Farc y el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, señala María Lucía Roa, directora de la ONG PHD (Podemos Hacer la Diferencia).

Por eso, González quiere reunirse con la ministra de Educación, Gina Parodi, y con el ministro del Posconflicto, Rafael Pardo, para aplicar su método en la Colombia del posconflicto y ayudar a los miles de colombianos que, después de finalizada la guerra, busquen reintegrarse a la sociedad en lo cultural y en lo productivo.

Para él, el analfabetismo es una inequidad que debemos tratar de resolver entre todos y, alfabetizar, una herramienta para la paz.

Seleccionado como emprendedor por Ashoka y por la Fundación Schwad, dos de las redes de apoyo más importantes del mundo, González ha dedicado su vida a luchar contra el analfabetismo.

Con su método revolucionó la alfabetización en América Latina y El Caribe y, por eso, es hoy considerado como uno de los grandes maestros de nuestra época.

El colombiano ha recibido apoyo de la Unesco, Unicef, la OEA y otros organismos internacionales. Por el impacto social producido por su método, ha sido invitado por las universidades de prestigio mundial como Harvard y Stanford.

En Colombia, la Universidad de los Andes lo premió por su iniciativa de emprendimiento social, y la Fundación Alejandro Ángel Escobar reconoció el Abcdespañol como un método científico.

EL MÉTODO


Su guerra contra el analfabetismo llevó a González a idear un método único, que se inspiró en el dominó, un juego en el que él siempre perdía ante un grupo de iletrados, pero que le permitió reconocer que ellos tenían todas las habilidades para aprender a leer y a escribir, como su memoria lógica, su capacidad de sacar conclusiones, de síntesis, análisis e inteligencia emocional. Dice que el juego didáctico que creó ayuda a desarrollar el pensamiento crítico y, por ser un juego, también ayuda a aprender a leer y a escribir sin tensiones.

El Abcdeespañol se realiza con imágenes, con 49 fichas plásticas y en un tablero parecido al de la lotería. Gracias a eso, adultos han aprendido a leer y a escribir, jugando una hora diaria, después de 90 o 120 horas, los niños, en 60, y los que más han demorado, lo han hecho en 7 meses.

El método integra aprendizajes para seguir aprendiendo, para recuperar la capacidad de asombro y para sistematizar los conocimientos empíricos o de sabiduría popular.
Igualmente, desarrolla operaciones de pensamiento, que son fundamentales para acceder, después, a la utilización racional de la tecnología, según explica

Los materiales que se emplean pueden ser utilizados varias veces y eso permite que se reduzcan los costos de la alfabetización. Por ejemplo, hoy alfabetizar a un adulto en Guatemala cuesta sólo entre 3 y 4 dólares, gracias al sistema de González. Además, no se necesitan ni infraestructura, aulas ni maestros. Muchas veces, facilitadores lo han impartido a la sombra de un árbol.

TODO UN CAMINO

A principios de los 90 González empezó a trabajar en Colombia con las hermanas Vicentinas y el éxito fue el primero de una cadena de logros.

Siguió Cartagena, ciudad escuela, en 1997, y obtuvo el premio mundial Noma, que concede la Unesco a personas o instituciones que se destacan por su lucha meritoria y eficaz contra el analfabetismo. Alemania también ha reconocido su trabajo. En el 2000 aplicó su método con los emigrantes en EE.UU., primero en su lengua natal y después en inglés. Luego en Guatemala, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo, creó una versión de su método alfabetizador en k'iché, mam, kaqchikel, y q'eqchi, las cuatro lenguas mayas mayoritarias. Después trabajó en toda Centroamérica, República Dominicana y Brasil, para lo que creó la versión en portugués de su método alfabetizador. Con el apoyo de Ashoka desarrolló un programa para emigrantes en España; la Universidad politécnica de Valencia, de ese país, grabó su método para divulgarlo por internet en una capacitación impartida por él mismo. González, que considera que “el aprendizaje es compartir y permitir que el otro descubra” desarrolló también otros proyectos alfabetizadores en Bolivia y México.

Gloria Helena Rey
Especial para Portafolio