‘Es hora de darle prioridad a la primera infancia’

Ángela Escallón, directora de la Fundación Corona, asegura que es necesario reforzar el enfoque de derechos, equidad y preferencia a los niños y niñas en las políticas de seguridad y reparación, con la perspectiva de abonar en la construcción de la paz en el país, desde los primeros años.

Ángela Escallón, directora Fundación Corona.

Archivo particular

Ángela Escallón, directora Fundación Corona.

Tendencias
POR:
junio 15 de 2015 - 11:39 p.m.
2015-06-15

La Cámara de Comercio y la Fundación Corona crearon en el año 1998 la red ‘Ciudades Cómo Vamos’, buscando realizar un seguimiento a los planes de desarrollo municipales. El Tiempo Casa Editorial también hizo parte de esta iniciativa, que hasta el momento se ha expandido a 14 ciudades del país y que ya cuenta con 62 socios. 

Recientemente, se presentaron los resultados del informe ‘Primera Infancia Cómo Vamos’, con el cual se pretende identificar desigualdades para impulsar la equidad en la infancia colombiana.

Portafolio habló con Ángela Escallón, directora de la Fundación Corona,-una de las promotoras de la encuesta- sobre los resultados de dicho estudio.

¿Por qué abordar a la primera infancia dentro del estudio y qué se pretendía con el mismo?

Lo que se buscaba era hacer un seguimiento de una población, en este caso los niños de cero a cinco años, ya que ellos han hecho parte de un rezago histórico en cuanto a coberturas de educación, protección, entre otras.

La red Cómo Vamos, se encuentra actualmente vinculada al proyecto de política nacional de la primera infancia, De Cero a Siempre, el cual en los ultimos años ha invertido en esta población, y ampliado la cobertura. Lo que se buscaba era generar un acompañamiento desde la población civil para medir la evolución de esta política

¿Qué factores se tomaron en cuenta a la hora de llevar a cabo el estudio y cómo se obtuvo la información?

Se tomaron en cuenta algunos indicadores a analizar que se encuentran enmarcados dentro de los derechos de los niños, estipulados en la Constitución Política colombiana.

Se creo una línea de base con datos del año 2013, la idea es que este sea el punto de partida para cada año ir midiendo cómo vamos en primera infancia.

¿Cómo fue la metodología?

Se trabajó con un total de 1.400.959 niños y niñas, en 7 ciudades del país pertenecientes a la red (Bogotá, Barranquilla,Bucaramanga, Cali, Cartagena, Manizales y Medellín), es decir, se tuvo en cuenta a casi el 30 por ciento de la población en primera infancia de Colombia.

Se estudiaron datos oficiales para cada realización y los derechos que esta cubre, se tuvieron en cuenta 7 dimensiones como salud, identidad, cuidado, entre otras y 17 indicadores como mortalidad, registro civil de nacimiento, educación preescolar.

Luego con esto se hizo un cruce de información con datos confiables y oficiales para todas las ciudades, tratando de poner un eje en la equidad, logrando así un informe que da cuenta de cómo está cada ciudad y cómo están las mismas en relación con las demás.

¿Y qué encontraron al interior de las ciudades?

Que el gran problema de este país son las inequidades, y eso no radica en que un niño u otro sea diferente. Se encontraron casos intraurbanos, en los que entre un niño y otro hay 4, 8 u 11 veces más probabilidades de que uno de ellos muera.

¿Háblenos de esos resultados?

Quizá el indicador más fuerte es que el 60 por ciento de las muertes en este rango de edad son evitables, esto demuestra que en el país sigue habiendo un problema muy estructural en la atención a esta población.

Este indicador habla del primer derecho, y también muestra que Colombia podría estar en una situación mejor, sobre todo en condiciones de igualdad.

¿A qué se deben las situaciones de inequidad en Colombia?

Son varios factores, algunos asociados a género, etnia e inclusive al lugar en el que se habita, bien sea por situaciones de pobreza o culturales.

Esto evidencia que se necesita promover una política de cambio social y cultural en el país.

¿Cuál es la importancia de este estudio para el país?

Primero hay que tener muy claro que estos sirven para garantizar situaciones de paz social y de inclusión.

Por otra parte, mediante estas investigaciones se busca generar alternativas para que dejen de haber vacios a nivel de información y falta de medición de algunas variables.

Esta es una oportunidad única para brindar posibilidades a esta nueva generación, formarla con pautas, niveles de calidad de vida y ciudadanías distintas.

Esto va a ayudar a las ciudades no solo a tener una política definida sino una distribución clara de recursos.

María Trinidad León.

marleo@eltiempo.com