Humo de vehículos podría incidir en niveles de colesterol

Los estudios son positivos en animales, pero hay que confirmarlos en humanos.

Humo de vehículos podría incidir en niveles de colesterol

Archivo Particular

Humo de vehículos podría incidir en niveles de colesterol

POR:
mayo 23 de 2013 - 01:37 a.m.
2013-05-23

Según una investigación realizada por el médico venezolano Jesús Araújo, director de Cardiología Medioambiental de la Escuela de Medicina David Geffen de la Universidad de California (Ucla), en Los Ángeles, el humo de los vehículos incide en el aumento del colesterol y atrofia las arterias.

Un equipo de profesionales, encabezado por Araújo, estudió durante dos semanas cómo afectaban las emisiones de un motor diésel a ratones de laboratorio y los comparó con otros ubicados en un ambiente de aire puro.

“Confirmamos que los animales expuestos a emisiones de diésel tuvieron oxidación en los pulmones que, de alguna manera, estuvo acompañada de oxidación en las grasas que fueron parte de las partículas de colesterol que viajaban en la sangre”, señaló.

“De manera que el colesterol malo o el colesterol de la LDL (lipoproteína de baja densidad) se volvió más malo, y el bueno o HDL (lipoproteína de alta densidad) perdió sus propiedades protectoras y más bien adquirió propiedades dañinas”.

Los resultados de las investigaciones del especialista y de su compañera de trabajo Fen Yin, primera autora e investigadora de la división de cardiología de la escuela de medicina Geffen, se publicarán en la edición de junio del Journal Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology de la Asociación Estadounidense del Corazón.

“En este momento estamos haciendo más investigaciones, para determinar si los mismos efectos que sucedieron en estos animales también podrían suceder en los humanos”, reveló el investigador.

“Lo que fue sorprendente de las pruebas en laboratorio es que a los animales que sometimos a dos semanas de emisiones del diésel después les administramos una semana completa de aire puro, buscando determinar si esto podía revertir todos los efectos que las dos semanas de aire contaminado habían ocasionado”, complementó el especialista.

El resultado de esta nueva experiencia permitió establecer que los parámetros alterados por las emisiones de diésel continuaron semanas después, lo que significa que el impacto no pasa inmediatamente se aleja de la causa.

El médico apuntó que estudios anteriores han demostrado que la exposición a los contaminantes atmosféricos está asociada con una incidencia mayor de ataques cardiocerebrovasculares.

Uno de ellos se realizó en el laboratorio Northlake de la Universidad de Washington, en Seattle, recordó.

Por eso, hizo un llamado a la comunidad médica para que esté consciente del problema y recomendó a la población disminuir la exposición a emisiones de motores.

Siga bajando para encontrar más contenido