‘Industria petrolera es la mejor oportunidad de Colombia’

Hoy la industria petrolera es la mejor oportunidad de Colombia para acelerar su desarrollo social y económico.

El combustible es motor de la industria, la economía y la sociedad nacional.

Archivo Portafolio.co

El combustible es motor de la industria, la economía y la sociedad nacional.

POR:
mayo 21 de 2013 - 11:52 p.m.
2013-05-21

Le genera ingresos cuantiosos al país, siendo el sector con la mayor eficiencia tributaria en imporrenta.

Además, el conjunto total de gravámenes tributarios y contractuales del sector petrolero le aseguran a Colombia obtener la mayor cantidad de renta posible, con base en las diferentes variables que generan valor en el negocio petrolero.

En efecto, el sector petrolero genera 24 por ciento de sus ingresos por impuesto de renta al Gobierno Nacional.

Adicionalmente, el año pasado generó 8,2 billones de pesos en regalías causadas para las regiones.

En materia tributaria, el sector petrolero tiene la relación impuesto causado sobre renta ordinaria ubicada en alrededor del 32 por ciento.

Esta es la tasa efectiva más alta del país, superando cualquier otro sector económico, de acuerdo con las cifras de la Dian.

La tasa efectiva es así de alta por dos razones principales. Porque es un sector de alta rentabilidad, como cualquier otro con alto nivel de riesgo (geológico).

Pero, y también, porque accede poco a los beneficios vigentes en la legislación tributaria.

Estos importantes y positivos aportes al crecimiento y la estabilidad de la economía del país se obtienen a través de una serie de gravámenes tributarios y contractuales que le permiten al Estado capturar renta de todas las fuentes y variables que generan valor en el negocio petrolero.

La tarifa de regalías, por ejemplo, está diseñada de forma tal que es mayor cuando se presentan grandes volúmenes de producción.

Igual sucede con la contraprestación contractual por precios altos, que aumenta la renta estatal en la medida que los precios internacionales sean superiores a los 30 dólares por barril.

De otra parte, a través del mecanismo de la subasta que está utilizando la Agencia Nacional de Hidrocarburos (AHN), las compañías ofrecen como contraprestación porcentajes de producción a favor del Gobierno Nacional para poder ganarse los bloques exploratorios.

Así, de resultar exitosa la exploración, los bloques más atractivos generan mayor beneficio para el Estado.

Todo esto permite afirmar que la forma como está estructurado el régimen de impuestos y obligaciones contractuales le asegura al país que no quede plata sobre la mesa, al tiempo que lo mantiene en una situación competitiva para atraer inversión extranjera al país.

De esta forma, la industria petrolera le juega limpio al país.

Alejandro Martínez V.

Presidente Ejecutivo de la ACP

Siga bajando para encontrar más contenido