Jorge Mendes, ‘el rey Midas’ del fútbol mundial

El portugués, de 48 años, movió alrededor de 400 millones de euros en los últimos tres meses.

Tendencias
POR:
septiembre 02 de 2015 - 08:21 p.m.
2015-09-02

Si hay un protagonista claro del mercado de fichajes que acaba de cerrar en Europa es el agente portugués Jorge Mendes, quien en los traspasos de mitad de año -de alguna forma u otra- movió un valor aproximado de 400 millones de euros. La cifra, calculada por medios lusos, refleja el poder de Mendes a la hora de mover a sus futbolistas por ligas de toda Europa a pesar de la aparición de voces críticas con su trabajo, por considerar que toda transferencia que pasa por sus manos es acordada a un precio desorbitado.

El portugués, de hecho, jugó un papel fundamental en tres de los operaciones más caras de este mercado veraniego en la Premier inglesa -que cerró con un gasto récord de 1.168 millones de euros-: Martial (50 millones más 30 en objetivos), Di María (63 millones) y Otamendi (42 millones).

La cifra podría haber sido más abultada todavía si el trueque entre Real Madrid y Manchester United por David de Gea y Keylor Navas no hubiera fracasado a última hora, ya que el portugués representa los intereses del guardameta español.

También estuvo envuelto en las ventas de Jackson Martínez (35 millones), Arda Turan (34 millones) o Abdennour (25 millones), todas con equipos españoles implicados.

A ellas se suman operaciones más modestas, como las de Cancelo (15 millones), Iván Cavaleiro (15 millones), Santi Mina (10 millones), Raul Jiménez (9 millones), Danilo Barbosa (7 millones), Bernard Mensah (6 millones) o Aderlan Santos (4,75 millones), entre otras. Aunque Mendes no es el representante oficial de todos ellos a través de Gestifute, su estrecha relación con los dirigentes del Mónaco y del Valencia le permiten influir en su política de traspasos.

Ya ejerció un papel similar en 2004 en el Dínamo de Moscú controlado por el multimillonario Alexei Fedorichev, cuando hasta diez jugadores procedentes del fútbol portugués -en auge entonces por la victoria del Porto en la Liga de Campeones- acabaron reforzando el conjunto ruso, entre ellos Costinha, Derlei y Maniche.

Además, el agente luso también es propietario de los derechos de algunos jugadores, caso del mexicano Raul Jiménez o del ghanés Mensah. En Portugal se recuerda igualmente estos días la situación de dos jóvenes futbolistas brasileños que actúan en el Mónaco, el lateral Fabinho -que llegó a debutar con el Real Madrid de José Mourinho en la 2012-2013- y el central Wallace, que son considerados dos apuestas personales del agente luso.

De hecho, ambos llegaron al Viejo Continente a través de dos equipos portugueses, el Rio Ave y el Sporting de Braga, donde no han llegado a jugar ni un solo minuto y que continúan cediéndolos año tras año. En suelo luso mantiene negocios además con Benfica, Porto y Paços de Ferreira; en España cuenta con fluidas relaciones con Real Madrid, Atlético, Valencia y Deportivo de la Coruña; en Inglaterra trata sobre todo con Chelsea y Manchester United; y a ellos se suman el Mónaco francés, el Besiktas turco y el Zenit ruso.

Mendes, de 49 años, no dejó de trabajar en los últimos tres meses pese a casarse por la iglesia el pasado 2 de agosto en una ceremonia celebrada en Porto a la que asistieron destacadas personalidades del fútbol, desde jugadores (Cristiano Ronaldo y Pepe entre ellos) hasta presidentes (como Florentino Pérez o Roman Abramovich), reflejo de una extensa red de relaciones clave para su éxito.

EFE