Katy Perry, la ‘number one’

Es el personaje más popular en la red social Twitter con 71 millones de seguidores.

Según ‘Forbes’, la cantante tuvo ganancias por 135 millones de dólares en el último año.

Archivo particular

Según ‘Forbes’, la cantante tuvo ganancias por 135 millones de dólares en el último año.

Tendencias
POR:
julio 03 de 2015 - 03:45 a.m.
2015-07-03

Le falta algo a Katy Perry para ser la mujer perfecta? Es joven, bella y la primera en ingresos este año, con 135 millones de dólares obtenidos gracias a su trabajo como actriz, cantante, productora musical y escritora. También sigue siendo, nuevamente, el personaje más popular en la red social Twitter con 71 millones de seguidores. Definitivamente, lo tiene todo y es la auténtica ‘number one’.

En beneficios obtenidos, según la revista Forbes, superó a su rival profesional, Taylor Swift, que llegó “solo” hasta los 80 millones de dólares en el periodo comprendido entre junio de 2014 y junio de 2015, y quedó muy por encima de otras artistas del mundo de la música como Lady Gaga (59 millones) y Beyoncé (54,5 millones).

DEL GÓSPEL AL POP

Katheryn Hudson, su verdadero nombre, ha sufrido una gran transformación musical desde sus orígenes en Santa Bárbara, California, en los que interpretaba música religiosa, participando en su niñez y adolescencia en los cantos del coro de la iglesia.

Con 17 años, se marchó a Los Ángeles para dejar la férrea disciplina que le imponían sus padres, pastores evangélicos conversos, donde trabajó con el compositor y productor estadounidense Glen Ballard en un álbum con la discográfica Island Records, quien despidió a la cantante tras no alcanzar el éxito esperado con el disco.

Sin embargo, continuó su trabajo con Ballard y publicó en Internet títulos que alcanzaron gran éxito como ‘Simple’, que se acabó convirtiendo en la banda sonora de la película ‘The Sisterhood of the Travelling Pants’.

En 2004 firmó un contrato con Columbia Record y participó en el coro de voces para la canción ‘Old Habits Die Hard’, del cantante de Rolling Stones, Mick Jagger, para la película romántica ‘Alfie’, protagonizada por Jude Law, que ganó el Globo de Oro a la mejor canción original.

Curiosamente la discográfica rescindió el contrato con Katy Perry en 2005, y la artista comenzó a realizar colaboraciones en canciones y grupos como Gym Class Heroes, con el cantante Travis McCoy, hasta que el director ejecutivo de Capitol Music Group, Jason Flom, la contrató en 2007.

En una reciente entrevista para la revista francesa LiveCoiffure, la cantante decía: “Cuando tenía 20 años, me decía: espero conseguir algo bueno en mi vida. Ahora me digo: ¡He hecho muchas cosas geniales en mi vida! ¡Ojalá que dure mucho!”.

Así de sincera y de realista es esta estrella considerada como la auténtica reina del pop, que pegó el salto de un estilo sobrio y muy ajustado en voz y en las formas, a otro donde se encuentra totalmente libre para crear, en lo musical, y probar o provocar con los ‘looks’ que luce, con los que suele sorprender a su legión de fans en todo el mundo.

Sus éxitos y premios se han dado año tras año. Entre ellos, el Premio MTV Latinoamérica 2009 por Hot N Cold; el International Dance Music Awards en 2010 como mejor artista; el MP3 Music Awards de ese año por California Gurls; el NRJ Music Awards de Francia en 2013; el People’s Choice Awards de 2014 por Roar, y nominada, desde 2009, todos los años a los Premios Grammy.

YOGA Y MEDITACIÓN

En varias entrevistas Katy Perry ha dejado en claro que lo suyo no ha sido suerte, sino trabajo y esfuerzo: “No me ha tocado la lotería para llegar donde estoy. He puesto mi mente y mi vida en ello. He superado muchos obstáculos, como lo que esperaba mi familia de mí o lo que querían las discográficas. Es difícil superar todo eso”.

Perry confiesa que hace deporte tres veces a la semana, es una gran amante de la meditación y el yoga, una cliente habitual de los masajes y la acupuntura y una gran seguidora de la medicina china.

Además de una gran artista en diversas facetas, tiene una especial unión con UNICEF, de la que fue nombrada en 2014 embajadora de buena voluntad.

EFE