Librerías buscan cautivar lectores e incentivar venta libros

Panamericana y 211 marcas de sectores tan variados como la confitería y la tecnología se unen para estimular la venta de libros.

La campaña será entre el 15 de agosto y el 14 de septiembre en Panamericana.

Archivo particular

La campaña será entre el 15 de agosto y el 14 de septiembre en Panamericana.

Tendencias
POR:
agosto 26 de 2014 - 04:49 a.m.
2014-08-26

“Si una página enamora, imagínate todo lo que trae un libro”. Ese es el lema de la campaña por el fomento de la lectura que promueven Panamericana y 211 marcas comerciales.

Por la compra de cualquier producto de una marca patrocinadora, el comprador recibirá un bono por 10.000 pesos (que no es canjeable por dinero en efectivo, ni acumulable) para completar el valor de un libro de cualquiera de las editoriales participantes, cuyo precio sea igual o mayor a 25.000 pesos.

Este año entraron más aliados, ya que el año pasado participaron 144. Se trata de un aumento del 68 por ciento en el número de patrocinadores.

Felipe Sánchez Pombo, gerente de mercadeo de Panamericana, destaca la variedad de los marcas participantes de diversos sectores (editoriales, audio y video, escolar, oficina y mobiliario, arte, mascotas, morrales, tecnología, confitería, baterías alcalinas y variedades).
El directivo considera que lo que estas empresas están haciendo es una apuesta por un mejor país porque la promoción no favorece particularmente a sus productos.

La idea surgió al comprobar que, mes a mes, un millón de personas compra en Panamericana Librería y Papelería, y de ellos, 250.000 van por libros.

El reto para la cadena es cautivar a los 750.000 clientes restantes que van a las librerías a comprar artículos diferentes a que lleven libros a sus casas. La campaña no solo va dirigida a los lectores permanentes sino que busca a los ocasionales o a quienes tengan algún interés por la lectura.

Sánchez explica que en la campaña del año pasado las ventas ascendieron a 54.000 unidades, con una meta de 55.000. Esta vez, la meta es llegar a 75.000 unidades.

Este volumen se sumó a más de 200.000 unidades de libros que vende la cadena al mes tradicionalmente.

Enrique González, presidente de la Cámara Colombiana del Libro, considera que el fomento de la lectura pasa principalmente por el acceso al libro y esta es una campaña que influye directamente en ese factor gracias a un descuento real e importante.

“Esta es la muestra de que las empresas apoyan el desarrollo de los colombianos, porque la lectura ayuda a tener un país más desarrollado. Y en la medida en que el país sea más desarrollado, habrá compradores para más productos. De manera que lo que están haciendo con esta campaña es una inversión de largo plazo”, sostiene González.

Mientras tanto, añade, en el corto plazo aportan al desarrollo cultural del país.

El presidente de la Cámara Colombiana del Libro explica que, mientras en el 2006 la lecturabilidad en el país era de 2,2 libros por habitante al año, la última medición que se hizo en el 2012 y se publicó el año pasado arrojó 1,9 libros por habitante año.

A su juicio, si bien las cifras muestran una reducción, hay razones para ser optimistas, teniendo en cuenta señales sobre una mejor formación de los colombianos más jóvenes sobre el hábito de la lectura.

Cita el caso de la Feria del Libro de Bogotá, donde se nota el interés de los jóvenes en la compra de libros ajustados a sus gustos. Además, falta medir los resultados de las inversiones que en esa materia ha hecho el Gobierno.