Liderazgo sostenible, el gran reto empresarial

Para Dave Ulrich, editor de HR Management Journal y quien estará en Colombia el próximo 5 de junio, los directivos deben tener la capacidad de convertir las promesas que se hacen a los clientes en acciones coherentes que perduren en el tiempo. De ello depende el éxito de su compañía.

POR:
mayo 31 de 2013 - 11:43 p.m.
2013-05-31

El líder que esté al frente de una compañía determinará las posibilidades de éxito de la misma. Así lo considera Dave Ulrich, editor de HR Management Journal, quien resalta la importancia de construir un liderazgo que perdure en el tiempo. Ulrich estará de visita en Colombia el próximo 5 de junio, en el marco del congreso ‘The Anual HR Conference 2013’, organizado por Seminarium, en compañía de los expertos internacionales Jesús Vega de la Falla y John Ignham, quienes expondrán las principales innovaciones, tendencias y mejores prácticas en recursos humanos.

¿Qué es la sostenibilidad de liderazgo?

Son los líderes que hacen lo que saben que deberían hacer. La mayoría de los líderes sabe lo que debe hacer para mejorar, pero no siempre lo hace. La sostenibilidad del liderazgo se centra en que los líderes hagan que las cosas correctas ocurran, en convertir las aspiraciones en acciones y el cumplimiento de las promesas.

¿Cómo impacta el liderazgo sostenible los resultados de una empresa?

Cuando los líderes hacen lo que saben que deberían hacer, son más propensos a influir en el éxito de una empresa. Establecen el tono para los resultados de la compañía y cuando cumplen y mantienen sus compromisos otras partes interesadas recibirán el valor: los empleados son más productivos, se implementan las estrategias de la organización, aumenta la cuota de clientes, la confianza de los inversionistas y el valor de las acciones sube.

¿Cuáles son los aspectos más importantes para construir un liderazgo que perdure?

Vemos tres preguntas que los líderes deben responder para ser efectivos. En primer lugar, ¿por qué?: ¿por qué me comprometo a liderar?, ¿por qué es importante para mí y para los demás la mejoría en mi liderazgo? En segundo lugar, ¿qué?: ¿en qué tengo que trabajar para ser un mejor líder?, ¿qué comportamientos debo mejorar para tener el impacto que deseo? En tercer lugar, ¿cómo?: ¿cómo sostengo mis deseos de liderazgo?

¿Cuáles son los errores más comunes de las empresas en este aspecto?

A veces, las compañías se centran en programas con un montón de nuevas ideas, más que en la forma de aplicarlas. O bien esperan que los líderes mejoren, pero no incorporan esas mejoras a otros sistemas, como la gestión del rendimiento o los recursos humanos. También ocurre que les piden a los líderes que mejoren, pero no apoyan estos esfuerzos con asesoría y refuerzos.

La responsabilidad de convertirse en un mejor líder recae en el líder mismo; sin embargo, las empresas pueden apoyar estos deseos expresados por los directivos.

¿Cuáles son las cualidades de un buen líder?

Definimos el liderazgo como una marca que tiene dos grupos de atributos. En primer lugar, los líderes deben hacer todas las cosas que fundamentalmente hace un líder: definir la estrategia, ejecutar los resultados, la gestión del talento, invertir en el talento del mañana y ser competente. En segundo lugar, la marca del liderazgo sugiere que también deben diferenciarse basados en las expectativas únicas que tienen los clientes y los inversionistas fuera de su empresa. Si una compañía promete bajo costo, los líderes deben ser especialmente dotados para la gestión de la productividad, los procesos y los proyectos de capital. Si una empresa promete innovación, estos deben poder descubrir nuevas ideas, asumir riesgos y ejecutar las mismas.

¿Cómo se puede mantener el concepto cuando hay cambios en la gestión?

Al centrarse en la marca de liderazgo, atamos el éxito del liderazgo a las expectativas del cliente. Los cambios de gestión son menos críticos que los cambios del cliente. Una buena gestión se asegurará de que están actuando dentro de la forma coherente con las expectativas de los clientes externos. Cuando cambian las expectativas del cliente, el liderazgo también debe cambiar.

¿Influye la cultura del país donde se encuentra la empresa?

Es evidente que hay diferencias entre los países, en particular para las empresas que operan dentro de los mismos. Sin embargo, para las grandes compañías mundiales existen estándares globales.

Siga bajando para encontrar más contenido