‘Vamos a llegar con internet de alta velocidad a la selva’

María Carolina Hoyos, viceministra de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, contó que el Gobierno destinará $400.000 millones para tender redes que conecten a 47 municipios de 12 departamentos como Chocó, Amazonas, Guainía, Vaupés, Meta y Putumayo.

María Carolina Hoyos Turbay, viceministra TIC.

Archivo / Portafolio

María Carolina Hoyos Turbay, viceministra TIC.

Tendencias
POR:
enero 26 de 2015 - 06:00 a.m.
2015-01-26

Tras poner en marcha la Red Nacional de Fibra Óptica (que pasó a cubrir a 1.078 municipios), quedó una tarea pendiente para el Gobierno y para el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones: llevar internet de alta velocidad a 47 municipios remotos de 12 departamentos.
A esta compleja tarea, el Gobierno le destinará $400.000 millones para la instalación de antenas en regiones como Chocó, la Orinoquía y la Amazonía.
Cumaral y Barranca de Upía (Meta) serán los primeros municipios del programa que contarán con internet de alta velocidad. En total, según las cuentas del Ministerio, el proyecto beneficiará a cerca de 445.000 ciudadanos en los próximos años.
¿Cómo se va a llevar el internet de alta velocidad a la Amazonía, al Chocó y a la Orinoquía?
Este proyecto cumple un sueño que era inimaginable: llegar literalmente a la selva con internet. Países más desarrollados y con una geografía menos compleja no han podido.
Esto se llama la Red de Alta Velocidad de Internet. Desarrollamos una estrategia en la que identificamos 47 municipios en 12 departamentos a los que no llegaba la conectividad.
En este momento se están empezando a tender las primeras antenas y vamos a llegar a los primeros dos municipios: Barranca de Upía y Cumaral (Meta).
Hoy las vías de acceso son digitales. La Red Nacional de Fibra Óptica hizo algo impresionante. Haciendo cuentas, no podíamos llegar a 47 municipios adicionales para cubrir el 100 por ciento del país. Por eso, montamos este proyecto.
Nuestro propósito no ha sido forrar al país con la infraestructura TIC, sino hacer que cada vez más ciudadanos se suban al bus de la tecnología.
Además, con todo esto, los Puntos Vive Digital, los quioscos Vive Digital y las instituciones públicas estarán conectadas. Vamos a llegar con un plan de apropiación distinto a lo que se ha hecho en otros municipios del país.
Eso se convierte en el proyecto más novedoso de telecomunicaciones sociales que conocemos en el mundo.
¿Hace cuánto se venía estructurando?
Nos demoramos año y medio planeando el proyecto. Después salimos a la contratación. Ahora bien, no ha existido una obra más grande que esta en materia de recursos.
¿Cuánto se invertirá?
El Gobierno invirtió $400.000 millones en este programa. Es un esfuerzo enorme en recursos. Estos proyectos no los hubiera hecho el mercado de forma independiente.
Si hubiéramos desarrollado de manera distinta el proyecto, hubiera costado tres veces más. Garantizamos durante 10 años esta iniciativa.
¿Quiénes son los aliados para extender las redes?
El operador que se ganó el proyecto se llama Andired. Son colombianos. Entonces, ellos tienen la obligación de instalar y operar las antenas por 10 años.
¿Qué esperamos? El mundo de la tecnología crece siete veces más rápido que el mercado en cualquier otro sector de la economía. Proyectamos que después de una década se masifique el uso de esta tecnología en esas regiones en las que ya se han generado avances con la telefonía móvil.
En febrero de este año Cumaral y Barranca de Upía ya tendrán este sistema.
¿Cuánta gente se verá beneficiada?
Son 444.500 personas según estimaciones del MinTIC. A los 47 municipios llegamos a las cabeceras con toda nuestra oferta. En el tendido de la red vamos conectando comunidades para que se beneficien todos.
Nos hemos encontrado con muchas cosas. Pasamos por ocho parques naturales a los cuales la ley protege. Nos ha tocado volvernos expertos en que nos den licencias. Nos ha tocado, incluso, cambiar el diseño por eso.
¿Quiénes están detrás del diseño de las redes?
Un proyecto de estos involucra más de 200 personas. En el continente no hay iniciativa similar. Amazonía, Orinoquía y Chocó concentran esta empresa.
¿Cuáles son los departamentos beneficiados?
Chocó, Amazonas, Guainía, Vaupés, Meta, Antioquia (Vigía del Fuerte), Guaviare, Putumayo, Vichada, Arauca y Casanare.
Estamos invirtiendo casi 10 veces lo que se destinó al plan de fibra óptica. Nunca el mercado hubiera llegado porque no habría tenido cómo sacarle negocio a esto.
¿Hay complicaciones por el suministro de energía en esas regiones para operar las antenas?
Toda la infraestructura que vamos a instalar tiene paneles solares. Si se va la energía, tenemos ese respaldo.
¿Qué tan rápida será la conexión para los municipios?
Por municipio será de 1 Giga. Sin embargo, la red es dinámica. En la medida en que la capacidad se haya consumido, podemos hacer un rediseño para aumentarla. En un horizonte de 10 años puede crecer el tráfico. Si esto pasa, lo que hay que hacer es poner más tarjetas. Eso lo tenemos planteado como en la red de alta velocidad.
Esta red es digitalizada. Desde los centros de control podemos ver qué municipios demandan más capacidad y cuáles están haciendo un menor uso.
Por otra parte, vamos a conectar guarniciones militares y centros educativos. También, conectaremos 953 quioscos Vive Digital, los cuales han sido la estrategia del Gobierno para llegar con internet a las zonas rurales.
Héctor Sandoval
hecsan@eltiempo.com