Lupa a nuevas alternativas de hospedaje

Airbnb.com tiene 50.000 usuarios registrados en Colombia. Empresarios del sector hablan de ese tipo de oferta.

La gama de la oferta virtual abarca toda suerte de bienes y servicios y el hospedaje para turistas no se queda atrás.

Archivo Portafolioco

La gama de la oferta virtual abarca toda suerte de bienes y servicios y el hospedaje para turistas no se queda atrás.

POR:
junio 04 de 2014 - 05:34 a.m.
2014-06-04

La gama de la oferta virtual abarca toda suerte de bienes y servicios y el hospedaje para turistas no se queda atrás. A la par con los tradicionales sitios de agencias de viajes o de páginas como Despegar.com, en los últimos años ha surgido Airbnb.com

Se trata de una plataforma que conecta ciudadanos de un destino, interesada en rentar un espacio de su casa, para hospedar un turista por unas noches.

En el caso de Colombia, la compañía habla de una acogida favorable.

Hasta hace unas semanas, Jordi Torres, responsable de Airbnb.com para Latinoamérica reportaba más de 50.000 usuarios registrados y más de 3.000 propiedades en el país. Las zonas que más ofrecen alojamiento a turistas son Bogotá y la Costa Caribe, respondiendo a una demanda que ya existe por los destinos.

“Nuestra tarea está en gestionar la oferta y la demanda, y desarrollar un producto que transmita seguridad, transparencia y funcionalidad y que sirva para todos los países”, señala Torres.

Agrega el directivo que en la región se propone “tener expertos en ventas que ayuden a crecer el número de propiedades en los mercados, y en los destinos donde creamos que hay una demanda latente por parte de nuestra comunidad”.

DIFERENCIAS

Airbnb.com nació en el 2008 en California, Estados Unidos.

Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk son sus fundadores.

El ingreso para la compañía llega por parte del viajero que paga de 6 a 12 por ciento más del valor de la oferta, como comisión.

Por su parte, el anfitrión recibe un monto menor, por los costos de transferencias bancarias.

Cinco años después de creada, cuenta con más de 600.000 propiedades y más 11 millones de viajeros acomodados, en más de 34.000 ciudades de 92 países.

Para el español Torres, airbnb.com tiene una manera de trabajar, una oferta y un modelo que se diferencia mucho de lo que es industria turística convencional, al tiempo que descarta cualquier asociación del servicio con el concepto de la hotelería informal.

Argumenta que el 82 por ciento de los anfitriones rentan su primera vivienda, lo que muestra que son usuarios no profesionalizados, que de forma ocasional están interesados en obtener una pequeña ganancia - cifras modestas, a su juicio- o porque les atrae la experiencia de conocer personas de otras geografías.

“Si en algún momento identificamos agentes que abusan del modelo, somos los primeros en identificarlos”, asegura.

Por ejemplo, en Berlín la comunidad es de 10.000 propiedades en un mercado de alquiler de 2 millones de viviendas.

Esta proporción es un componente más del mercado, que demuestra que no generamos una distorsión, insiste.

VISIONES SOBRE EL MODELO

Diversas opiniones genera en el sector la operación de este sitio que ofrece hospedaje a turistas.
María Eugenia Oriani, de Despegar.com explica que “más allá de la oferta y la regulación que se tenga en las entidades, es importante acatar las normas de cada país. Estaríamos a la espera que esas normas que nos regulen a nosotros regulen al resto”.

Dice que, en general sin hablar de una oferta o sitio en particular, es importante que los clientes se informen y suministren sus datos a empresas confiables que garanticen un servicio posventa.

A su turno, el empresario Jean Claude Bessudo, presidente de Aviatur, considera que en un mundo global es muy difícil luchar contra ofertas de este tipo, teniendo de por medio herramientas como Internet.

“Para Aviatur no es ni una competencia ni un problema. Ofrecemos posadas de todos los precios, turísticas, nos encanta la clientela mochilera porque es la de los ejecutivos el mañana y tenemos productos para ellos”.

Sobre la operación de Airbnb.com, este diario consultó al Viceministerio de Turismo pero al cierre de esta edición no había emitido una opinión.

congom@portafolio.co
 

Siga bajando para encontrar más contenido