¿Quién fue el maestro Claudio Abbado?

A los 80 años, murió el director de orquesta de origen italiano, que siempre soñó y trabajó por popularizar la música clásica.

El italiano Claudio Abbado, uno de los directores de orquesta más talentosos de la historia contemporánea

AFP

El italiano Claudio Abbado, uno de los directores de orquesta más talentosos de la historia contemporánea

POR:
enero 21 de 2014 - 12:08 a.m.
2014-01-21

El italiano Claudio Abbado, uno de los directores de orquesta más talentosos de la historia contemporánea, falleció ayer en Bolonia, norte de Italia, a los 80 años, dejando una huella de maestro humano y democrático que amaba a América Latina.

Tuvo una impresionante trayectoria musical, que va de la Scala de Milán a la Filarmónica de Berlín, pasando por la Ópera de Viena.

Abbado fue admirado por su trabajo con los músicos jóvenes y por su estrecha relación con el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, fundada en 1978 por el maestro José Antonio Abreu, una de las experiencias musicales más importantes de América Latina y elogiada en todo el mundo.

Abbado llevaba varios años enfermo de cáncer.

Era tímido y un demócrata que batalló contra los recortes en la cultura. En diciembre pasado renunció a su sueldo de senador vitalicio para donarlo como beca a estudiantes de música.

Fue sucesor del legendario Herbert von Karajan en la Filarmónica de Berlín; rejuveneció el repertorio de la Scala de Milán, como su director de 1968 a 1986. La música era como una terapia, que “ayuda a compartir con los otros”, solía decir.

Después de sus estadías en Venezuela a inicios del 2000, donde dirigió memorables conciertos en Caracas, y de sus giras en Europa y América con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, decidió impulsar y apadrinar al joven director venezolano Gustavo Dudamel, traspasando su experiencia, su visión de la música, su sabiduría a los niños y jóvenes pobres venezolanos.

Abbado consideraba ese proyecto algo revolucionario: “Lo novedoso es la inclusión de todos”, dijo.

En diciembre pasado, Abbado fue sustituido en la batuta por su delicado estado de salud, tras ser operado de un cáncer de estómago en el 2000.

“Su música era sinónimo de libertad. Abbado conjugaba la belleza sublime del arte con un fuerte sentido de los derechos cívicos”, reconoció la ministra de justicia italiana, Anamaria Cancelliere.

SU RECORRIDO MUSICAL

Nació en una familia de músicos de Milán el 26 de junio de 1933.

Debutó dirigiendo en la Scala de Milán en 1960, donde fue aclamado. Abbado ofreció conciertos en fábricas y escuelas, tratando de abrir el mundo de la música clásica. Dirigió la London Symphonic Orchestra, fue director invitado de la Orquesta Sinfónica de Chicago y en 1988 fundó el festival de música vienés Wien Modern.

Su último concierto en Viena terminó con 30 minutos de aplausos, y el público lanzó al escenario 4.000 flores como homenaje a una de las carreras musicales más brillantes.

AFP, Roma

Siga bajando para encontrar más contenido