La maratón más larga, ebria y loca del mundo

Se realiza una vez al año en Burdeos, Francia y la bebida oficial de la carrera es el vino.

Este año está programada para el sábado 12 de septiembre y se espera recibir 10.000 participantes.

Archivo particular

Este año está programada para el sábado 12 de septiembre y se espera recibir 10.000 participantes.

Tendencias
POR:
julio 02 de 2015 - 03:35 a.m.
2015-07-02

Ocurre cada año en Burdeos, Francia y es considerada una de las maratones no solo más largas sino más extrañas del mundo.

Es que en la Maratón de Medoc en vez de vestimentas atléticas apropiadas para correr, los competidores van disfrazados y cuanto más extravagantes mejor.

Pero lo que le da mayor fama a esta carrera es que la bebida oficial no es limonada o agua. A lo largo de la competencia los participantes reciben vino en los ‘puestos de hidratación’ de los diferentes castillos que se encuentran en la ruta que pasa por el corazón de una de las regiones vitivinícolas más legendarias de Francia y entre los cuales están varios de los productores de los mejores y más conocidos vinos del mundo.

Y - no es una sorpresa - en lugar de naranjas, plátanos o barras de granola, la energía la reciben de las delicias gourmet francesas que también les son ofrecidas por todo el camino a la meta como ostras, crepes y foie gras.

En realidad la calificación de ‘más larga maratón del mundo’ no se refiere al número de kilómetros sino al tiempo que les toma a los corredores terminarla.

El curso de la maratón son las oficiales 26,2 millas, (42,195 kilómetros) a través de viñedos y “de ella se espera que los participantes - en sus trajes de fantasía- disfruten de por lo menos 23 vasos de vino de las cosechas famosas que hay en ruta y que también se atiborren de especialidades locales, como ostras, queso, carnes y helado”, escribió un participante el año pasado.

DE TODO EL MUNDO

¿Le parece tentadora? A usted y a decenas de miles. El año pasado había participantes de más de 35 países y los organizadores debieron rechazar más de 40.000 aplicaciones para los 10.000 espacios abiertos a los competidores, quienes entre otras condiciones deben probar con examen médico que están en condiciones físicas y emocionales para correr en la maratón. Colombia se hizo presente con dos corredores.

Normalmente la carrera no recibe más de 8.500 participantes, pero la última vez era la celebración de los 30 años y admitieron 1.500 extra. Este año está programada para el sábado 12 de septiembre y se espera que vuelvan a recibir 10.000 participantes.

La Maratón de Medoc, que ha sido elegida como la segunda maratón internacional mejor organizada después de la de Nueva York, hace parte de un festival que dura tres días “al perfume de las mejores cosechas” y tiene un tiempo límite de seis horas y treinta minutos para completarla.

Cada año gira alrededor de un tema y los disfraces deben corresponder al mismo. Este año es ‘la Maratón de Medoc se pone sus 31’.

De acuerdo con el sitio web oficial, la competencia fue creada en 1984 por un grupo de aficionados del deporte y se ha convertido en una de las infaltables junto con las maratones de Nueva York, Londres, Boston y París. A pesar del gran número de corredores, la Maratón de Medoc ha sabido conservar el espíritu de los fundadores basado en 4 pilares fundamentales: salud, deportes, convivencia, diversión.

EL RECORRIDO

Los participantes corren a través de la región de Medoc, pasando por paisajes pintorescos, viñedos y castillos de cuento de hadas. Hay 53 productores de vinos entre los cuales varios sirven como ‘estaciones de agua’, donde los corredores disfrutan de degustaciones de sus vinos tintos famosos, música, comida y otros entretenimientos. La principal dificultad que enfrentan es mantener el rumbo y terminar la competencia.

“Después del primer castillo, las paradas vienen con frecuencia, el vino y los alimentos - galletas, bizcochos, fruta, dulces, queso, pan - bajan con demasiada facilidad, y la tentación de detenerse para una bailadita con las bandas locales estacionados a lo largo de la ruta es muy difícil de resistir”, dijo otro participante. “Cuando finalmente tropezamos sobre la línea de la meta, quemados con el sol y borrachos estábamos totalmente contentos”.

El día antes de la maratón es la famosa noche de las ‘Mil Pastas’ en uno de los castillos, a la que asisten 1.450 invitados.

La noche de la maratón hay otra gran fiesta abierta para todos con bandas, baile y fuegos artificiales. Al día siguiente está programado un paseo de recuperación abierto a 4.000 personas durante el cual visitan diferentes viñedos acompañados de voluntarios que explican acerca de la denominación vinícola Medoc.

El premio para el ganador o ganadora es el equivalente de su peso en botellas de vino de las mejores cosechas.

Cecilia Rodríguez

Especial para Portafolio

Luxemburgo