Matrimonio a la italiana

Kim Kardashian y Kanye West, Tom Cruise y Katie Holmes, y ahora... George Clooney: el país peninsular ha conseguido enamorar a una larga nómina de ‘celebrities’.

George Clooney y Amal Alamuddin han paseado su amor por los canales de Venecia abordo del taxi.

EFE

George Clooney y Amal Alamuddin han paseado su amor por los canales de Venecia abordo del taxi.

POR:
octubre 10 de 2014 - 02:15 a.m.
2014-10-10

Los actores Tom Cruise y Katie Holmes, los mediáticos Kanye West y Kim Kardashian, o los discretos Justin Timberlake y Jessica Biel, son algunos casos de bodas ‘made in Italy’.

La boda del cineasta George Clooney y la abogada de derechos humanos Amal Alamuddin ha sido una de las más largas y lujosas que han visto los canales de Venecia: cuatro días de celebración, dos ceremonias, el barco-taxi ‘Amore’ y una nube de flashes y fotógrafos han proclamado el amor de la pareja a los cuatro vientos.

Ambos se conocieron hace un año en la misma ciudad que ahora han convertido en una auténtica alfombra roja de Hollywood, con invitados como Anna Wintour, Cindy Crawford, Bono de U2, Bill Murray, Matt Damon o Emily Blunt, y en la que Walter Veltroni, amigo del novio y excalcalde de Roma, actuó como maestro de ambas ceremonias.

El soltero de oro de Hollywood celebró por todo lo alto su matrimonio. Primero con una ceremonia simbólica en hotel Aman, de siete estrellas, y después con un acto oficial en el ayuntamiento de la ciudad.

El vestido de ella estuvo firmado por Oscar de la Renta, mientras que él lució un traje de Armani, y ambos se intercambiaron unas alianzas de platino con diamantes incrustados, valoradas en 36.000 dólares.

Clooney llegó a la ceremonia acompañado por su madre, Nina, quien aseguró: “Mi hijo y Amal comparten la misma idea sobre la diversión y tienen el mismo sentido del humor. Ella es brillante e inteligente”.

TOM, KATIE, Y EL RITO DE LA CIENCIOLOGÍA

Los actores Tom Cruise y Katie Holmes también decidieron celebrar un enlace por todo lo alto en tierras italianas en el 2006 y para la ocasión eligieron el marco incomparable del castillo Odescalchi, en Bracciano, a 35 kilómetros de Roma.

El enlace, celebrado por el rito de la cienciología, contó con antorchas, pajes que ondearon banderas, flores blancas y un presupuesto millonario. Congregó a 250 invitados, según aseguraron los medios italianos.

La celebración trasladó un pedazo del glamour y brillo de Hollywood a tierras italianas, gracias a personalidades como Will Smith y esposa, Brooke Shields, Jennifer López, Marc Anthony, Halle Berry, Kyllie Minogue y David y Victoria Beckham.

El ritual se celebró en la Sala de Armas, adornada con flores blancas y rojas y duró un cuarto de hora, según los medios locales. Si Tom Cruise siguió, como así parece, al pie de la letra el ritual de la iglesia de la cienciología para estos eventos, entregó a Katie una sartén, un peine y tal vez un gato, mientras que a ella –que no profesa esta religión– le bastó declararle su cariño.

KANYE Y KIM KARDASHIAN, FLORENTINOS

Florencia y su encanto renacentista fue el lugar escogido por Kanye West y Kim Kardashian, cuya boda fue seguida por el habitual revuelo mediático que acompaña cada uno de sus pasos, y que recaló en la bucólica fortaleza de Belvedere, que antiguamente perteneció a los Medici.

El evento sacudió a la ciudad italiana ya de por sí atestada de turistas, máxime cuando la pareja decidió no vender los detalles de la boda a ninguna publicación y preservar así la intimidad de la ceremonia.

Las únicas fotos publicadas son las que ambos distribuyeron en sus perfiles de una conocida red social, y en las que se puede ver a la ‘socialité’ televisiva con un vestido de Riccardo Tisci para Givenchy de encaje, y un altar formado por un retablo cuajado de flores blancas.

Pero estas parejas no son las únicas. La gran familia de famosos que se desplazan a Italia la cierran el cantante Justin Timberlake y la actriz Jessica Biel, que se trasladaron junto con sus familias a Nápoles para celebrar su enlace en el 2012, o Salma Hayek y el multimillonario francés François-Henri Pinault, que decidieron convertir su boda en uno de los mejores carnavales venecianos que ha visto la ciudad de los canales.


Siga bajando para encontrar más contenido