Messi irá a juicio por fraude

Juzgado español rechazó el recurso presentado por el futbolista, al que le imputan cargos por delitos de fraude fiscal.

Messi habría burlando la tributación de los ingresos derivados de la cesión de los derechos de imagen.

Archivo particular

Messi habría burlando la tributación de los ingresos derivados de la cesión de los derechos de imagen.

Tendencias
POR:
octubre 03 de 2014 - 06:37 p.m.
2014-10-03

Un juez de Gavà (Barcelona) ha desestimado el recurso presentado por el futbolista Lionel Messi contra su imputación por tres delitos de fraude fiscal.

La Fiscalía había dicho que el responsable de las actividades económicas del jugador era Jorge Horacio Messi, padre del cuatro veces ganador del balón de Oro, y no propio Lionel.

Sin embargo, el juez consideró que el delantero podría conocer las actividades de su padre, que es su representante, razón por la cual no aprobó el recurso.

El juez también rechazó la propuesta de Messi de que declaren como testigos el consultor Alfonso Nebot, que trabaja para las empresas de Messi; el abogado Ángel Juárez, y el director del Área de gestión de Fútbol del FC

Barcelona, Raúl Sanllehí, por entender que sus declaraciones “no resultan pertinentes”.

Pese a que el fiscal apoyaba el recurso presentado por el jugador, el juez entendió que es una “opinión subjetiva que Messi estuviera al margen de la gestión económica, contractual y tributaria de los ingresos que generaba”, aunque fuera su padre quien los gestionaba.

A los Messi les imputan cargos por tres delitos contra la Hacienda Pública por defraudar presuntamente 4,1 millones de euros en las declaraciones del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas de los ejercicios 2007, 2008 y 2009, burlando la tributación de los ingresos derivados de la cesión de los derechos de imagen del jugador a través de un entramado societario.

El juez ya había rechazado el pasado mes de julio la pretensión de la Fiscalía de archivar la causa contra Messi y mantenerla solo contra su padre porque cree que existen “indicios suficientes” para considerar que el futbolista “podría haber conocido y consentido la creación y mantenimiento de una estructura societaria ficticia, que tenía como única finalidad eludir el cumplimiento de las obligaciones tributarias derivadas de los ingresos generados por la explotación de sus derechos de imagen”.
Agencias