Messi y James, ¿hora de despertar?

Lionel Messi enfrenta este viernes el enorme desafío de llevar a Argentina a las semifinales de la Copa América para acabar con una sequía de 22 años blanquiceleste, en un choque con Colombia, que también espera por su figura James Rodríguez.

Tendencias
POR:
junio 26 de 2015 - 11:59 a.m.
2015-06-26

Para Messi será el momento en cuartos de final de recobrar la memoria tras su extraordinaria temporada en el Barcelona, con una triple corona, y para James de despertar con la selección cafetera tras un año para el olvido en el Real Madrid. Los

Argentina vs. Colombia son parte de los duelos con más rivalidad en Sudamérica, desde que en 1993 los cafeteros le propinaron una goleada histórica 5-0 a domicilio a los rioplatenses en la eliminatoria al Mundial de Estados Unidos-1994.

La memoria de Colombia cuenta tres grandes éxitos: la Copa América-2001 en casa, haber llegado a cuartos de final en el Mundial de Brasil-2014 por primera vez en su historia y el '5-0', así a secas.

¿DESPERTARÁ MESSI?

Para Messi será raro ver en el banquillo rival a José Pekerman, su mentor, el que lo hizo reír cuando debutó en la selección mayor en 2005, y el que lo hizo llorar cuando lo dejó sentado en un partido decisivo en cuartos de final ante Alemania en el Mundial-2006 que eliminó a Argentina en los penales.

"Si puedo hablar con Messi antes de este partido le diría que tenemos que ganar nosotros pero que siempre lo admiré y soñaba que fuera lo que es", dijo Pekerman en la víspera del encuentro.

Pero 'La Pulga' no puede picar aún en esta Copa América: apenas marcó un gol de penal en el debut contra Paraguay 2-2 y después poco y nada.

Carga una pesada mochila de 22 años sin que la blanquiceleste celebre un título, con varias frustraciones en el último intento como en el Mundial de Brasil-2014.

Los argentinos esperan que se destape en la fase decisiva y tenga al menos una posibilidad de hacer su jugada clásica que practica hasta el cansancio en el Barça en la que corriendo en diagonal de derecha a izquierda va apilando rivales y se perfila con su zurda para clavarla en un ángulo.

En este carrousel del fútbol, Argentina fue el trampolín que lanzó a la fama a James desde el modesto Banfield con el que fue campeón, y a Radamel Falcao García, desde el poderoso River Plate.

Frente a frente el viernes en Viña del Mar, el mejor jugador del mundo y el goleador del Mundial-2014 con seis tantos, dos que aún están en deuda como las anunciadas luminarias de la Copa.

Con información de agencias