¿Cómo hacer para que mi hijo sea bilingüe?

La clave es que los niños estén en contacto frecuente con otro idioma varias veces al día.

Dos hermanas leen un cuentacuentos en su tableta.

Archivo Portafolio

Dos hermanas leen un cuentacuentos en su tableta.

Tendencias
POR:
marzo 27 de 2015 - 02:29 a.m.
2015-03-27

Procurar que los pequeños entren en contacto con el idioma extranjero lo antes posible, que lo escuchen a diario, que lean textos escritos en su lengua materna y en el idioma de Shakespeare y que, en lo posible, acudan a un colegio bilingüe, son la claves para que nuestros hijos manejen con fluidez tanto la lengua española y la inglesa, desde temprana edad.

Esto afirman los expertos de la plataforma digital interactiva de lectura para niños Storyly, que recalcan que, cuanto más temprano se muestre al niño el idioma, mejor lo asimilará, ya que los pequeños de 3 a 9 años tienen una predisposición y una facilidad natural para absorber diferentes lenguas.

Para este portal, en el que se ofrecen funcionalidades ‘en línea’ como la lectura a distancia y un cuentacuentos bilingüe en español e inglés, no solo es posible sino también recomendable que los padres inculquen el bilingüismo a sus hijos antes de los 6 años de edad, porque “de los 2 a los 6 años existe una creación acelerada de neuronas en el cerebro humano, que explica la gran capacidad de los niños en ese periodo”, comenta Abel Bibliowicz, director de desarrollo de negocio internacional de Storyly.

“A partir de los tres meses un niño distingue que se le habla en un idioma u otro, por los gestos y estímulos visuales. El secreto es que aprenda inglés como si fuera su propia lengua materna, de manera natural. Quien no empieza la trayectoria temprano, tendrá que esforzarse más”, añade Bibliowicz.

Para este experto, es preferible que, si se puede, uno de los progenitores hable en español y el otro en inglés.

CUENTACUENTOS ‘ONLINE’: NUEVA HERRAMIENTA

Pero si los padres no son bilingües o les preocupa que su acento inglés no sea el adecuado, Bibliowicz destaca que hoy en día hay herramientas que facilitan esta labor como, por ejemplo, los cuentacuentos bilingües, un servicio en línea que posibilita reproducir el libro que se desea escuchar en ambos idiomas.

“Así, el niño podrá aprender, a su ritmo, de la mano de narradores profesionales nativos y, al escuchar el mismo cuento en ambos idiomas, asimilará el inglés con facilidad y con gusto, escuchando un correcto inglés a diario”, prosigue.

Estos cuentacuentos bilingües permiten a los padres integrar el inglés en la vida de sus hijos, superando la dificultad de desconocer o no dominar bien ese idioma y, aunque es “una herramienta diseñada para los pequeños, también hace posible a los padres estar en contacto con el idioma, si así lo desean”, según Bibliowicz.

Según este especialista en bilingüismo, al escuchar el cuento en castellano el niño interioriza la narrativa, el tema y los personajes, y después, al escucharlo en inglés, absorbe el idioma con más facilidad, gracias a su conocimiento previo de la historia.

“Padres e hijos eligen un cuento, hacen ‘clic’ en el ordenador o la tableta electrónica y entran al cuentacuentos bilingüe y, si el adulto desea leérselo al niño, apaga el audio”, explica.

Para Bibliowicz es importante que la criatura tenga contacto con textos escritos en ambos idiomas y “en el caso del inglés, al utilizar el mismo alfabeto que el español, las habilidades infantiles de lecto-escritura obtenidas son mayores, ya que es más sencillo extrapolar las reglas de un idioma a otro”.

Otro recurso interesante para lograr el bilingüismo precoz es que los pequeños vean, lean y oigan películas, dibujos animados y música en inglés, ya que según Bibliowicz “es importante que asocien el idioma, no solamente con la familia, sino también con las actividades divertidas que más les gustan”.

EFE