Michael Phelps, una leyenda con 21 medallas olímpicas

El nadador revalida su título en Londres 2012 como el mejor del planeta.

POR:
agosto 03 de 2012 - 11:25 p.m.
2012-08-03

Michael Phelps ganó la medalla de oro en los 100 metros mariposa en Londres-2012, conquistando así su vigésimo primera presea olímpica y una nueva triple corona en una prueba de la natación en unos Juegos.

El nadador estadounidense se impuso con un tiempo de 51 segundos 21 centésimas al sudafricano Chad Le Clos, que fue plata con un crono de 51,44, y al ruso Evgueni Korotyshkin, que se colgó el bronce.

Este triunfo en la final de los 100 metros mariposa, su estilo predilecto en la natación, lo hace poseedor de la triple corona olímpica en dos pruebas olímpicas. Al ganar el jueves el oro de los 200 metros combinados.

La victoria de Phelps lo convierte en el primer nadador en lograr tres oros consecutivos (Atenas-2004, Pekín-2008, Londres-2012) en una prueba individual de la natación olímpica masculina. Dos nadadoras habían logrado esta hazaña: la australiana Dawn Fraser, campeona en 100 metros libres en Melbourne-56, Roma-60 y Tokio-64; y la húngara Krisztina Egerszegi en 200 metros espalda en Seúl-88, Barcelona-92 y Atlanta-96.

BAÑO DORADO

Phelps, de 27 años, aumenta además a 21 su récord de mayor número de medallas olímpicas en la historia, de las cuales 17 son doradas, apenas tres días después de haber superado la marca de 18 de la gimnasta soviética Larisa Latynina.

Phelps había sumado sus medallas 18ª y 19ª el martes al lograr una plata en 200 metros mariposa y un oro en el relevo 4x200 metros libres.

El oriundo de Baltimore (este de Estados Unidos) ha ganado (hasta el cierre de esta edición) tres oros y dos platas en Londres-2012, ocho oros en Pekín-2008 y seis oros y dos bronces en Atenas-2004.

Larisa Latynina había logrado sus 18 medallas entre 1956 y 1964.

Si bien no fue dominador absoluto de la natación olímpica como ocurrió hace cuatro años en Pekín, donde había batido el récord de su compatriota Mark Spitz de siete oros en unos solos Juegos de Múnich-72, Phelps se impone con esta victoria como la gran figura de Londres-2012, al lograr estas dos nuevas proezas olímpicas.

“Ser capaz de ganar la medalla de oro y ser el primero lograrlo tres veces seguidas es algo muy especial y de lo cual estoy muy feliz”, señaló el ‘torpedo de Baltimore’, tras su victoria del jueves.

Este momento de gloria contrasta con el flojo debut de Phelps en Londres, donde se quedó afuera del podio en los 400 metros combinados, algo que no le ocurría desde Sídney-2000, en sus primeros Juegos, cuando tenía 15 años.

A pesar de ser su primer triunfo individual en Londres, Phelps no se mostró eufórico y dedicó en cambio una sonrisa llena de satisfacción a su madre y hermana, presentes en las gradas. Un hombre bañado en oro.

Siga bajando para encontrar más contenido