Modelos anoréxicas, un debate renovado en Francia

Ese lado oscuro de la moda es motivo de fuerte controversia.

La industria de la moda debe dejar de asociar la belleza con la delgadez.

Archivo / Portafolio

La industria de la moda debe dejar de asociar la belleza con la delgadez.

Tendencias
POR:
abril 07 de 2015 - 11:16 p.m.
2015-04-07

Ha sido por décadas la pregunta del millón. ¿Cómo es posible que la industria de la moda siga imponiendo la imagen de jovencitas raquíticas, pálidas, orejonas y ojerosas como ‘modelos’?
Ni protestas por parte de grupos feministas, ni la trágica muerte de tantas modelos anoréxicas, ni el esfuerzo de asociaciones de padres y otros grupos que promueven la buena salud han podido con los todopoderosos lobbies de la industria cuyo poder económico domina no solo los desfiles donde las modelos anoréxicas son de rigor sino las publicaciones que reproducen sus fotos glorificando la delgadez extrema.
Al fin, ese lado oscuro de la moda es motivo de fuerte controversia en Francia, la capital indisputable del estilo y la elegancia en el mundo. En un esfuerzo promovido por el Gobierno para poner fin a la glamorizacion de la delgadez exagerada, la ministra de la salud, Marisol Tourine, presento un proyecto proponiendo criminalizar el uso de modelos extraflacas en desfiles de modas y publicidad.
La medida establecería pesos mínimos para mujeres y niñas que trabajen como modelos y penas contra agencias de modelaje, casas de moda y publicaciones que empleen modelos cuyo peso no corresponda a los estándares establecidos por ley.
EL ESFUERZO FUE APLAUDIDO
Si bien otros países como Israel y España ya tienen leyes prohibiendo el uso de modelos muy flacas o muy jóvenes, y otros como Italia han considerado la idea de legislar en ese sentido, la iniciativa en Francia, la capital espiritual del mundo de la moda, sería el mejor ejemplo global.
La medida sugiere penas de prisión para los directivos del mundo de la moda que contraten jóvenes de muy bajo peso y multas hasta por 80.000 dólares. Igualmente, incluye la exigencia de certificados médicos a las modelos estableciendo que están en buena salud antes de que puedan desfilar en pasarelas o para sesiones de fotos.
“Es intolerable que la industria de la moda promueva la desnutrición y explote comercialmente a personas que están poniendo en peligro su propia salud,” declaró el político socialista Olivier Veran al diario francés Le Parisien. “Websites alentado a las jóvenes a perder peso también deberían prohibirse”.
Una vez más, sin embargo, la medida fue rechazada en el congreso por ser “discriminatoria contra gente flaca en el sitio de trabajo” y los defensores de la misma aún no se recuperan de la sorpresa.
MODA DE LUTO
La lucha sobre la apariencia y la salud de modelos de moda no es nueva. Se hizo pública en 2006 tras la muerte por hambre de una modelo brasilera y otra uruguaya, lo cual provocó una serie de golpes de pecho entre los empresarios de moda y el compromiso voluntario de la industria de mantener unos estándares respecto al peso de las modelos y de contratar solo modelos que tuvieran un aspecto saludable.
La muerte en 2010 de una conocida modelo francesa, cuyo peso llegó a bajar a 55 libras, provocó serios debates sobre la necesidad de tomar medidas para evitar la propagación de anorexia.
Pero la industria de la moda, con todo su peso, se ha opuesto siempre a enfrentar la situación y a aprobar cualquier esfuerzo de legislación en ese sentido.
La unión de Agencias de Modelaje califica tales iniciativas como “selección represiva”.
NO RECONOCEN EL PROBLEMA
En general, las agencias de modelos más conocidas y los diseñadores más importantes se niegan a reconocer el problema y muchas veces inclusive a que les sea mencionado.
Una mirada a las fotos y videos de los desfiles durante las últimas semanas de la moda en las principales capitales europeas, sin embargo, muestran modelos desnutridas, sin ninguna curva y cuyas caras tienen huecos donde debería haber mejillas.
Numerosos estudios sobre el tema prueban que la industria de la moda y el modelaje tienen efecto directo sobre la imagen del cuerpo de jóvenes adolescentes, tanto mujeres como hombres. Los modelos son un “ideal estético”, por lo cual es importante que representen estilos de vida saludables. En Noruega, un grupo parlamentario propuso que a las imágenes retocadas de modelos en las revistas de moda se les ponga una advertencia, como las de los paquetes de cigarrillos, que diga “Este anuncio ha sido alterado y presenta una imagen inexacta de cómo este modelo realmente se ve”. En Francia el Gobierno anunció que volverá a presentar la medida más tarde este año.

Cecilia Rodríguez

Especial para Portafolio

Luxemburgo