Mordida de antiguo caimán, peor que la del ‘Tyrannosaurus’

El límite de su dieta era literalmente su tamaño. Esta especie vivió durante la época del Mioceno.

El depredador existió hace trece millones de años.

Archivo particular

El depredador existió hace trece millones de años.

Tendencias
POR:
febrero 28 de 2015 - 12:56 a.m.
2015-02-28

El rey de los dinosaurios ha sido destronado: el arma más feroz del Tyrannosaurus rex, su mordida, ha sido superada por la del Purussaurus brasiliensis, un antepasado del caimán que vivió hace ocho millones de años en la Amazonía brasileña y cuya mordedura era el doble de fuerte.

Así lo explicó el investigador de la Universidad Federal de Pernambuco (Ufpe), Tito Aureliano, coautor del estudio ‘Morfometría, fuerza de la mordedura y paleobiología del caimán Purussaurus brasiliensis del final del Mioceno’, que detalla la fisiología del animal terrestre con la mordedura más mortífera.

“El supercaimán mordía con siete toneladas de fuerza”, detalló Aureliano, veinte veces más que el mordisco de un tiburón blanco, aunque el récord de mordidas feroces lo ostenta el megalodonte, un antecesor del escuálido más famoso del mundo, que conseguía morder con una fuerza de hasta dieciocho toneladas.

Su gran dentadura servía al Purussaurus para conseguir los 46 kilos de carne que necesitaba comer al día, ya que los dientes lograban atravesar la dura piel de animales de enormes dimensiones.

“Se alimentaban de mamíferos grandes e incluso existía canibalismo, pero también comían langostas, gambas o peces”, relató Aureliano. El investigador subrayó que “estos datos dicen mucho sobre los límites de la naturaleza” y confirman que este dinosaurio “era un depredador de la cima de la cadena alimenticia con total libertad para escoger a sus presas”.