Movámonos todos contra el sedentarismo

Estudiantes, ejecutivos, pensionados, a estar activos. El ejercicio brinda salud y bienestar.

POR:
febrero 15 de 2013 - 11:30 p.m.
2013-02-15

Aún es tiempo de volver a costumbres propias de nuestros antepasados, como correr, caminar, saltar. Si bien ellos lo hacían por instinto de supervivencia, nosotros necesitamos ‘movernos’, no para cazar ni bajar frutos o para huir de los animales, sino para tener salud y bienestar.

Todo, porque crece el riesgo de obesidad, diabetes y otras enfermedades, y muchos de estos problemas tienen que ver con tanta quietud. “Los niños menores de 10 años pasan dos horas frente al televisor, tres o cuatro frente al computador. Los estamos iniciando en la cultura del sedentarismo”, dice Jaime Arias Ramírez, presidente de Acemi (entidad que agrupa EPS y medicina prepagada). Y esta es “una grave enfermedad de la sociedad mundial”, enfatiza.

Igual sucede con los ejecutivos, que van a la oficina en automóvil, siempre están frente a un computador y muchos ‘no tienen tiempo’ para ejercitarse.

“Estamos muy preocupados, pero al mismo tiempo con una gran esperanza de que todo va a cambiar”, agregó. Se refiere a que es muy optimista, junto con Coldeportes, las sociedades científicas, las universidades, el Ministerio de Salud y otras instituciones, por la cruzada que inician para que la actividad física sea un hábito en la población, dentro de una estrategia que incluye el consumo de frutas y verduras y el no al tabaco: “Si buena salud quieres tener, por lo menos 150 minutos de actividad física a la semana debes hacer; cinco porciones entre frutas y verduras al día debes comer, y espacios libres de humo debes proteger”, es el lema de la estrategia, “para vincular a la mayor cantidad de población a la práctica del ejercicio, esencial en los estilos de vida saludables”, dijo el director de Coldeportes, Andrés Botero, al lanzar dos cartillas, una sobre actividad física para mayores de 65 años y otra para niños en edad preescolar y escolar, que se están repartiendo en EPS, ciclovías, universidades, supermercados, y otros espacios.

De igual forma se nombró a los medallistas olímpicos Yuri Alvear, Jacqueline Rentería y Elkin Serna, como ‘embajadores de hábitos y estilos de vida saludables’, por ser “ejemplo de disciplina, perseverancia y autocontrol”.
“Es de gran significado que me vean como deportista y se imaginen lo que uno puede lograr al hacer actividad física. No se trata de que todos hagamos deporte de alta competición, sino de estar activo en la vida cotidiana, bajar escaleras, caminar, mejorar los hábitos”, dijo Serna, quien hizo un llamado a los padres para que “no dejen que sus hijos se queden quietos, sino que los animen a que se muevan, a hacer juegos activos, a que los acompañen a caminar. Es lo mejor que les puede pasar. En un futuro no serán obesos”.

En general, la actividad física reduce el estrés y “contribuye a prevenir o mejorar la diabetes y la hipertensión; a mantener niveles óptimos de triglicéridos y colesterol”, dice Iván Darío Escobar, presidente de la Fundación Colombiana de Obesidad (Funcobes).

Hay que acumular tiempo de actividad

Los ejecutivos también deben moverse. Iván Darío Escobar, presidente de la Fundación Colombiana de Obesidad (Funcobes), señala que deben “acumular, como cualquier adulto, mínimo unos 150 minutos de actividad física a lo largo de la semana, lo cual pueden hacer con diferentes actividades:

- Salir a caminar o a trotar.

- Montar en bicicleta.

- Subir y bajar escaleras.

- Bailar.

- Caminar mientras hablan por teléfono celular o inalámbrico.

- Montarse en una caminadora, elíptica o bicicleta estática mientras ven el noticiero u otro programa de interés o hablan por teléfono.

- Hacer ejercicios de fortalecimiento muscular mínimo dos días de la semana.

- Participar en las ‘pausas activas’ que cada vez más empresas adoptan, para realizar ejercicios dirigidos.

- Si prefiere, asistir a un gimnasio donde le organizan su ‘rutina’, según su situación de salud y condición física.

- Si tiene alguna limitación o enfermedad, seguir las indicaciones de su médico, sobre la actividad que puede hacer.

Siga bajando para encontrar más contenido