Un negocio que da frutos en el futuro de sus hijos

En el país existen 23.000 pólizas de este tipo. 300 personas se han beneficiado. Una inversión que se disfruta 18 años después

POR:
febrero 28 de 2013 - 12:46 a.m.
2013-02-28

Los costos escolares que tienen por estos días las familias colombianas ponen a pensar en la necesidad de una planeación a largo plazo para financiar los estudios universitarios de los hijos.

Más aún si las estadísticas demuestran que, aunque aumenta la cobertura en educación superior 3,5 por ciento, la deserción, por falta de financiación sube a un ritmo mayor del 10 por ciento.

En el país, pese a que no se ha propagado aún la cultura del seguro, ya existen 23.000 pólizas de este tipo. La compañía líder del mercado es Global Seguros, con cerca del 75 por ciento (unas 18.000 pólizas). Hasta el momento solo 300 personas han recibido todos sus beneficios.

Una de las talanqueras para acceder a este tipo de aseguramiento son los mitos que lo rodean. Se dice que es muy costoso, que las compañías no cumplen la promesa, que la plata queda blindada y no se puede acceder a ella, entre otras.

Juan Mario Acevedo, presidente de Correcol, recomienda el nacimiento de un hijo como el momento adecuado para adquirir el beneficio. “Hay diferentes planes, la persona puede pagar la educación superior de contado o en cuotas con intereses”.

Existen alternativas para todos los presupuestos. Desde universidad garantizada o prepagada hasta compra de semestres, lo que si bien no cubre todo el requerimiento educativo del joven, constituye un alivio económico para los padres.

Inversión de largo plazo

La inversión que se hace cuando el niño nace se recupera, 18 años después, cuando entre a la universidad, al adquir el costo de la universidad a precio de hoy y la compañía lo paga a precio del futuro.

Otras alternativas

Si no tuvo en cuenta el aseguramiento educativo de su hijo al momento de nacer, existen otras alternativas, aunque con un mayor costo. “Se puede comprar hasta quinto de primaria”, explica Acevedo. Para un niño que está en prekinder, por ejemplo, el plan de universidad garantizada platino, que además incluye un seguro de vida por si el padre fallece, cuesta 65 millones de pesos. “Si el padre fallece cuando el niño está en tercero de primaria le dan dos salarios mínimos legales mensuales vigentes durante todo el tiempo que dure la primaria y la secundaria, y la universidad ya está garantizada”. El seguro tradicional, de universidad garantizada, cuesta 58 millones de pesos y el joven puede acceder a cualquier institución y elegir la carrera de su gusto. El único requisito es que pase en la institución académica.

En países como Japón, todo niño que nace tiene la universidad; en Alemania, la póliza educativa ya es parte del gasto de la canasta familiar, y en las naciones de Latinoamérica incluyendo México y Brasil, aún es incipiente la cultura del seguro, pues el continente solo consume entre el 3 y el 4 por ciento de los seguros del mundo.
Martha Morales M. / Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido