Neumonía, riesgo latente

Alrededor de cuatro millones de personas contraen esta infección respiratoria cada año.

Neumonía, riesgo latente

Efe

Neumonía, riesgo latente

Tendencias
POR:
agosto 01 de 2014 - 10:39 p.m.
2014-08-01

La neumonía es un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones.

“Estos están formados por pequeños sacos llamados alveolos que, en las personas sanas, se llenan de aire al respirar. En cambio, los alveolos de los enfermos de neumonía contienen pus y líquido, lo que hace dolorosa la respiración y limita la absorción de oxígeno”, detalla la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tanto bacterias como virus y hongos pueden causar neumonía. Pero, según la OMS, los agentes que con más frecuencia originan la enfermedad son el “streptococcus pneumoniae”, el “haemophilus influenzae” de tipo B, el “pneumocystis jiroveci” y el virus “sincitial”.

“El ‘streptococcus pneumoniae’ es la causa más frecuente de neumonía bacteriana en niños y el ‘haemophilus influenzae’ de tipo B representa la segunda causa más común de neumonía bacteriana”, destaca la OMS.

Asimismo, esta entidad señala que el virus “sincitial” respiratorio es el origen más habitual de neumonía vírica y afirma que el hongo “pneumocystis jiroveci” es una causa importante de neumonía en niños menores de seis meses con VIH o Sida.

ATENTOS A LOS SÍNTOMAS

Los síntomas de la neumonía pueden variar de un paciente a otro pero los más habituales son: fiebre, escalofríos, sudoración, tos, dolor torácico, dificultad para respirar y expulsión de sangre con la tos.

Existen varios tipos de neumonía en función de cómo se haya adquirido la infección. En este sentido, el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos habla de neumonía adquirida en la comunidad, neumonía intrahospitalaria o neumonía asociada a cuidados sanitarios, entre otros tipos.

Este organismo explica que algunas personas contraen neumonía mientras están hospitalizadas debido a otra enfermedad y precisa que existe un riesgo más alto de contraer neumonía intrahospitalaria entre los pacientes conectados a respiradores.

“La neumonía intrahospitalaria tiende a ser más grave porque el paciente ya estaba enfermo. Además, en los hospitales suele haber más bacterias resistentes a los antibióticos”, apunta.

Otro tipo de neumonía es la asociada a cuidados sanitarios.

Los pacientes pueden contraerla en otros centros de atención sanitaria como hogares de ancianos, centros de diálisis y ambulatorios.

Por su parte, la neumonía adquirida en la comunidad tiene lugar fuera de los hospitales y otros centros sanitarios.

“La mayor parte de los casos ocurren debido a la inhalación de los gérmenes que viven en la boca, la nariz o la garganta, lo que sucede principalmente mientras se está durmiendo”, subraya el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre.

EFE REPORTAJES