¿Por qué los niños sufren de insomnio?

Un estudio de la Universidad de Boyacá asegura que se debe a prácticas incorrectas aprendidas desde bebés.

El Doctor Juan Camilo Urazan de la investigación dice que “las principales causas están relacionadas con hábitos erróneos o inco

Archivo particular

El Doctor Juan Camilo Urazan de la investigación dice que “las principales causas están relacionadas con hábitos erróneos o inco

Tendencias
POR:
diciembre 10 de 2014 - 04:39 a.m.
2014-12-10

En los últimos años, los médicos han descubierto infinidad de casos sobre niños que padecen de insomnio, una enfermedad que antes se vinculaba exclusivamente con los adultos por razones como estrés,el espacio en el que se descansa, malos hábitos alimenticios como comidas abundantes en la noche,   consumo de sustancias excitantes del sistema nervioso como té, café, alcohol, bebidas con cola o tabaco,  sin embargo esta enfermedad actualmente es cada vez frecuente encontrarla en niños.

El insomnio en los niños, en el 98% de los casos es producido por prácticas incorrectas, por ejemplo; desde muy corta edad no aprendió el hábito de dormir en la noche o antes de dormir come excesivamente al igual que sus padres, aunque también se  vincula con aspectos psicológicos como niveles elevados de ansiedad.
El principal síntoma del insomnio es la dificultad para iniciar y mantener el sueño, se considera insomnio cuando no se puede conciliar un sueño reparador durante más de 1 mes. Además, el tiempo que el paciente tarda en dormir supera los 30 minutos, hay frecuentes despertares nocturnos, una disminución de la eficacia de sueño, un sueño superficial donde cualquier ruido le despierta y duerme menos del promedio de 9 a 11 horas diarias que sería su  usual para la temprana edad.

La Universidad de Boyacá realizo un estudio sobre este problema, y revelo varios datos que usted debe tener en cuenta para evitar el insomnio en los niños. La dieta en general debe ser equilibrada y saludable, con el aporte de nutrientes recomendados según la edad. Otra cuestión importante para favorecer un sueño adecuado es que la cena se realice al menos un par de horas antes de acostarse, con fin de que los procesos digestivos estén realizados una vez se acueste el niño o adolescente.
El Doctor Juan Camilo Urazan de la investigación dice que “las principales causas están relacionadas con hábitos erróneos o incorrectos en el sueño. A modo de ejemplo, no se mantienen horarios regulares para acostarse y levantarse, se utiliza la cama y el dormitorio para actividades distintas de dormir como: leer, ver TV, comer, o estudiar, además, se usan elementos externos para facilitar el sueño del niño como la compañía de los padres para que se duerma, factor que puede crear dependencia e impedir el sueño cuando duermen solos demandando la presencia de los padres.”

En los lactantes y niños pequeños se desarrollan principalmente las siguientes consecuencias: llanto fácil, irritabilidad, mal humor, falta de atención, dependencia de quien les cuida y posibles problemas de crecimiento. En los niños en edad escolar, se puede producir fracaso escolar, inseguridad, timidez y mal carácter.
Es importante tener en cuenta que la habitación  del niño debe estar conformada de forma que facilite el sueño. Es decir, sea cómodo, tanto en distribución como en mobiliario, con el fin de crear una sensación agradable y placentera.
Existen múltiples tratamientos psicológicos para el insomnio. El más eficaz es el denominado “control de estímulos”, es decir, restablecer la habitación como un estímulo que en sí induzca sueño. Para ello es importante que el niño o adolescente sólo se vaya a la cama cuando tenga sueño, y una vez en la cama, si no puede dormirse, se levante y se vaya a otra habitación, para efectuar alguna actividad tranquila hasta sentir somnolencia y vuelva a su cama. Es importante establecer todos los días antes de acostarse rutinas que indiquen la proximidad del sueño.